Kiko Rivera pagará 1200 euros al mes a Jessica Bueno, que se queda con la custodia de su hijo
Jessica Bueno y Kiko Rivera ya han firmado el convenio que regulará sobre la custodia de su hijo en común - abc
convenio

Kiko Rivera pagará 1200 euros al mes a Jessica Bueno, que se queda con la custodia de su hijo

No podrán exhibir a su hijo y éste deberá dormir en casa de Isable Pantoja cuando se quede con su padre

Actualizado:

El convenio regulador entre Kiko Rivera y Jessica Bueno sobre su hijo no tiene desperdicio. Todos los cabos están atados. Así que los dos se tendrán que comprar un calendario para acordarse de los días que estarán con su hijo. Jesús Mariñas publica en el diario La Razón el convenio regulador del pequeño Francisco.

La expareja ha acordado compartir la patria potestad del pequeño "aunque la guardia y custodia del menor la ostentará la madre, con quien convivirá en el municipio de Molares, Sevilla", dicta el acuerdo. Y por si Jessica podría estar pensando en irse a Eibar para estar junto a su novio Jota Peleteiro, este hipotético caso está también en el acuerdo: "En el supuesto de que por razones laborales tuviese que modificar su domicilio, tendrá la obligación de comunicárselo al señor Rivera con tres meses de antelación" dicta el acuerdo.

Además, lo concertado establece que "el padre podrá permanecer con el niño las tardes del martes y jueves, desde las 17:00 horas hasta las 20:00 horas en los meses de otoño e invierno, y desde las 18:00 horas a las 21 en primavera y verano, debiendo recogerlo y reintegrarlo en el domicilio materno", recoge el convenio. Las vacaciones de Navidad tendrán dos periodos: desde Nochebuena al 30 de diciembre y desde esta última fecha hasta el 6 de enero, añadiendo que el pequeño permanecerá con su madre en el primer periodo de los años pares y el resto, con Kiko, según afirma la prensa.

Debe dormir en casa de Isabel Pantoja

Lo llamativo es que todos los párrafos subrayan que "el niño pernoctará con su progenitor en su domicilio junto a su abuela paterna" y que deberá mantener la comunicación telefónica con sus padres. Pero lo más importante, como señala Jesús Mariñas, es el capítulo económico. Jessica hizo un primer tanteo de 4000 euros mensuales para más tarde poner sobre la mesa la negociación de 2000 euros que finalmente se quedarán en 1200 euros "pagados en los cinco primeros días de cada mes, cantidad que se actualizará cada 1 de enero, a tenor de las variaciones porcentuales, experimentadas por el IPC", según afirma el periodista en La Razón.

Kiko además tendrá que abonar los gastos de escolarización, así como el cien por cien de los extra escolares como clases particulares, excursiones y gastos médicos que no estén cubiertos por la seguridad social o, en su caso, la póliza de seguro privado del menor, asegura Mariñas. Y por último, como no podía faltar, la cláusula de privacidad, donde ambos se comprometen a salvaguardar la intimidad del pequeño y mantener la más absoluta confidencialidad frente a terceras personas". ¿Podrá haber influido la mediática infancia que tuvo Kiko Rivera para poner esta cláusula de privacidad?