La tapa estrella de esta temporada en Sevilla es la de caracoles
La tapa estrella de esta temporada en Sevilla es la de caracoles - L.A/R.S.

Decálogo de bares para el amante de los caracoles

Te proponemos diez bares de Sevilla donde degustar las mejores tapas de caracoles, ¿y tú con cuál te quedas?

Actualizado:

Al sevillano le gusta presumir de conocer un bar o una buena tasca donde tomar los mejores caracoles de la ciudad, y ya puestos, del mundo. Y llevar allí, con misterio y orgullo, a amigos o familia. Pero bien se dice que sobre gustos no hay nada escrito y no todos coinciden al apuntar quién se lleva la palma. Diez bares de Sevilla presumen de servir los mejores de la capital, esta tapa irresistible cuando aprieta el calor.

Casa Diego, en Triana, ostenta el título de ganador del I Concurso de Caracoles de DeTapas, ahí es poco. Su fundador, Diego García, transmitió la sabiduría de su receta a los que ahora lo regentan, y se ve que no ha perdido la magia.

El Bar Rosita y el Bar Rodríguez no se quedan atrás. El pique entre ellos es constante en el concurso de ABC de Sevilla, puesto que juntos han compartido un primer premio y por separado también lo han conseguido. Siempre a la zaga uno de otro. En cuanto al primero, Rosa es la gran culpable de su fama ya que es la reina de los fogones de este pequeño local de Nervión. En la plaza San Antonio de Padua, José Julio explica que lo que le da el gusto diferente a los del Bar Rodríguez es que «le echamos especias diferentes, no solo las de los caracoles».

Pero irremediablemente la ruta clásica del caracoleo cruza el centro. En la plaza de San Román, «todos los días nos quedamos sin caracoles», afirma «El Paula», dueño de El Uno de San Román, aunque el truco se queda con él como «secreto profesional». También esta es la tapa que conquista la barra de la Bodega Umbrete, en la plaza del Pumarejo,

En El Rey de los Caracoles, de la calle Santas Patronas, el nombre lo dice todo. La receta para preparar la mezcla de las especias viene del padre de Manuel: «en el 88 mi padre se hizo con un concurso de caracoles organizado por Radio Triana, de ahí el nombre del bar».

La culminación de la «sevillanía» está en los barrios. En Los Remedios, la Bodega Consolación tiene en estas fechas al amante del caracol entre sus clientes, poniendo el broche de oro a los grandes guisos caseros de todo el año. Por otra parte, El Vizcaíno en Pío XII cosecha fama año tras año. La amabilidad y la simpatía que derrochan aquí engalanan el caldo de esta tapa.

Otro barrio de tapeo: Nervión. Los caracoles de El Coli destronan en primavera a los geniales boquerones en adobo del bar. Y tanto en El Greco como en Parque Alcosa un ineludible en esto de los caracoles: El Cateto.

Diez propuestas a elegir y la lista no es cerrada. La situación de cada uno en el decálogo solo depende de quien lo lea. Discusión propia de la primavera sevillana.