Discurso de Alfonso Alonso durante el acto de homenaje a Miguel Ángel Blanco en Ermua
Discurso de Alfonso Alonso durante el acto de homenaje a Miguel Ángel Blanco en Ermua - P. PAZOS

El PP reivindica la figura de Miguel Ángel Blanco frente a la «equidistancia» del Gobierno vasco

Alonso recuerda a Urkullu que «no se puede mantener una posición neutral» durante un acto de homenaje en Ermua

ERMUAActualizado:

El presidente del PP vasco, Alfonso Alonso, ha enviado, durante el homenaje un año más de su partido en Ermua (Vizcaya) a Miguel Ángel Blanco, cuando se cumplen 19 años de su secuestro y asesinato por ETA, una «apelación muy directa, una apelación profundamente crítica con la actuación a lo largo de estos años del Gobierno vasco y del PNV en la búsqueda de una equidistancia que justifique la propia existencia de ETA y de su actividad criminal; con la búsqueda de un argumento que pueda blanquear a quienes [por Bildu] quieren tener como socio preferente (...) No se puede mantener una posición neutral».

Alonso ha pronunciado estas palabras como colofón a un acto, ante el monumento a las víctimas del terrorismo en el parque de San Pelayo de Ermua, donde Blanco fue concejal hasta su cruel asesinato a manos de ETA, que ha arrancado con una ofrenda floral y un minuto de silencio. Han acudido la diputada electa y hermana de Miguel Ángel, Mari Mar, el delegado del Gobierno en el País Vasco, Carlos Urquijo, y una nutrida representación de los populares vascos, así como la presidenta nacional de Nuevas Generaciones del PP, Beatriz Jurado, acompañados por vecinos de la localidad.

La «equidistancia» del Gobierno vasco y las recientes palabras del lendakari Iñigo Urkullu, en las que volvió a abogar por el acercamiento de presos etarras a cárceles vascas, han aparecido de forma recurrente en los distintos discursos con los que se ha recordado la figura de Miguel Ángel Blanco pero también se ha incidido en la necesidad de la construcción de un «relato» veraz frente a los intentos, encabezados por el ejecutivo autonómico, por adaptarlo a los intereses de la «izquierda abertzale».

«Algunos quieren pasar página, pero otros quieren emborronar las páginas de nuestra historia y falsear todo lo que ocurrió durante tantos años en nuestra tierra», ha advertido Alonso, quien ha asegurado que en el PP «vamos a mantener este compromiso, vamos a defender este dicurso, vamos a defender a las víctimas».

«Esto no va a terminar hasta que ETA esté definitivamente disuelta y se asiente en el País Vasco una memoria leal y cierta de lo sucedido», ha señalado Alonso, quien ha recordado que «el futuro de la convivencia depende del relato que escribamos sobre lo que nos ha ocurrido a lo largo de tantas décadas. Sobre el terror, la ignominia, el odio al que ha estado sometida esta tierra. No estamos recordando para escribir en el pasado, estamos recordando y construyendo memoria para garantizar nuestro futuro», ha subrayado, para alertar de que se está «abriendo la puerta» a que la violencia pueda encontrar nuevamente justificación.

Blanco: «Queda la batalla del relato»

A Alonso le ha precedido Mari Mar Blanco, quien ha reconocido que el de hoy es uno de los discursos que «más» le «cuesta hacer», pero durante algo más de diez minutos se ha mostrado igualmente contundente al señalar, en alusión al Gobierno nacionalista, que «vemos cómo siguen trabajando por esa equidistancia, por esa ambigüedad, por ese totum revolotum de víctimas de un lado y otro». Al tiempo, ha censurado, otros partidos como Podemos ensalzan a Arnaldo Otegui como «hombre de paz».

Blanco ha recordado que, derrotada policial y judicialmente ETA, «queda ganar la batalla de la memoria, del relato, de la verdad de lo que hemos sufrido y padecido a lo largo de 50 años en esta tierra y en toda España en general, y eso es lo que no podemos olvidar. La historia tiene que estar escrita con víctimas y verdugos, con vencedores y con vencidos».

Además de reconocer que le «dolió muchísimo que primaran las derechos de los presos frente a las víctimas» en el citado discurso de Urkullu, Blanco ha enviado un mensaje: «Reclamo unidad para consguir la disolución incondicional de ETA. Unidad para que la verdad gane a la mentira. Para que ese relato de la memoria, dignidad y justicia se imponga a ese relato justificativo de conflictos, de bandos enfrentados».