El PP no apoyará las Cuentas del PNV por sus pactos «rupturistas»

«Hasta aquí hemos llegado», dice Alonso, que critica los contactos con EH Bildu

BilbaoActualizado:

Sellado el acuerdo con Podemos, el Gobierno intenta ahora atraer al PNV hacia su proyecto de Presupuestos. Los nacionalistas, que ya han avisado que no tienen intención de andarse con prisas, buscan paralelamente un aliado en la Cámara de Vitoria que les permita sacar adelante las Cuentas vascas. A día de hoy, el partido mejor perfilado es EH Bildu, cuyos parlamentarios están dispuestos a abstenerse para impulsar sus políticas sociales. Fuera del círculo parece haberse quedado el PP, que ayer prácticamente cerró las puertas a un posible pacto financiero con el PNV: «Hasta aquí hemos llegado», declaró su presidente, Alfonso Alonso.

Varias son las razones que han llevado a Alonso a dar por imposible el acuerdo. El popular considera preocupante que el PNV se preste a negociar su apoyo al proyecto de PSOE y Podemos, el cual va «en contra de los postulados económicos» que defendió el PP en el último bienio y que fueron respaldados también por los diputados nacionalistas en el Congreso. Por otro lado, cree que no es «serio» que al partido de Andoni Ortuzar le de «igual» que su aliado para aprobar las Cuentas autonómicas sea el PP o EH Bildu, o que le «valga lo mismo la política económica de Rajoy que la de Pablo Iglesias».

«Lo único que importa es el poder -aseveró Alonso-. Confiar en que hay una mayoría en Madrid variopinta y diversa que pueda estar abierta a negociar rupturas como la que ellos han planteado en Euskadi con EH Bildu». Durante la rueda de prensa celebrada ayer en la capital alavesa, el líder del PP vasco reiteró que su partido no puede «dar sustento» ni a la política económica de Podemos ni al plan secesionista que los radicales han logrado consolidar en la Ponencia de Autogobierno. Caminos, añadió, que llevan «a España y al País Vasco a una situación de riesgo» y que dificultan «cualquier posibilidad de colaboración» con el PP: «Porque nosotros no podemos dar sustento a esta política que es mala para el conjunto de la sociedad», alegó.

Una «nueva mayoría»

En esta línea, el mandatario popular manifestó que su partido pretende «ser una voz que intente hacer política de manera responsable», y añadió que el PNV no puede «utilizar el apoyo leal, sincero y responsable del PP» para pactar con los soberanistas en Vitoria y con Podemos en Madrid: «Esto no puede ser, y es evidente que están buscando otro camino», consideró.

A su parecer, existe una «nueva mayoría» en la política española que quedó patente el pasado 26 de septiembre, fecha en la que el senado reprobó a la ministra de Justicia, Dolores Delgado. La iniciativa, surgida de la formación popular, fue respaldada por Ciudadanos y Foro Asturias pero no por el PNV: «Hay una alianza cerrada -insistió Alonso-. Un acuerdo profundamente político que no es una cosa aislada».

Alfonso Alonso aseguró que su formación ha actuado «siempre con responsabilidad», y lamentó que el PNV haya seguido «la deriva hacia la radicalidad en las posiciones de Autogobierno y hacia una política desastrosa que marcan desde la izquierda populista». En todo caso, subrayó que está dispuesto a seguir «tendiendo la mano», y añadió que, puesto que todavía ni siquiera se han producido los primeros contactos, no puede dar por rotas las negociaciones con los nacionalistas. «No vamos a hacer un paripé, las cosas son muy claras y las posiciones políticas de cada uno también», alegó.