Imágenes del zulo de ETA hallado este viernes en Arraia-Maeztu
Imágenes del zulo de ETA hallado este viernes en Arraia-Maeztu - Ertzaintza

Localizado un zulo de E.T.A. con material explosivo en Álava

La Ertzaintza ha puesto los hechos en conocimiento de la Audiencia Nacional

ABC
Actualizado:

La Ertzaintza ha hallado este viernes en Arraia-Maeztu (Álava), tras el aviso de un ciudadano, un zulo de ETA con dos bidones que contenían diverso material explosivo, detonadores, temporizadores, varios metros de cordón detonante y un anagrama de la organización terrorista que podría llevar allí unos diez años.

Hacia las diez de la mañana, la Policía autonómica ha sido alertada desde el municipio de Maeztu del posible hallazgo de manera fortuita de un zulo con material explosivo. Según ha informado el Departamento vasco de Seguridad, el lugar donde se encontraba era una zona de monte de acceso complicado.

De inmediato se han movilizado diversos recursos de la comisaría de Laguardia que han confirmado que se trataba de dos bidones enterrados en el suelo que contenían diversas bolsas con pentrita, nitrato amónico, amonal, ocho detonadores, dos temporizadores, cordón detonante, una báscula, junto con un anagrama de ETA y prendas específicas para poder manejar todo el explosivo encontrado.

Agentes de la Unidad de Explosivos de la Ertzaintza se han desplazado al lugar para la manipulación del material, así como de la Unidad Canina y de la Unidad de la Policía Científica. Según un análisis preliminar de los recursos desplazados al lugar, el material hallado podría tener una antigüedad superior a 10 años.

La sección de Investigación Criminal Territorial de la Ertzaintza en Álava (SICTA) ha abierto diligencias para el esclarecimiento de este hallazgo y ha puesto los hechos en conocimiento de la Audiencia Nacional.

La última vez que se encontró un zulo de la banda terrorista fue en en enero de 2018. La Guardia Civil localizó en un bosque de las Landas, cerca del País Vasco francés, detonadores y una pequeña cantidad de explosivos. En marzo de 2017 miembros del cuerpo localizaron en Irún un escondite similar.