Una escena del documental «Ventanas al interior», emitido por EiTB
Una escena del documental «Ventanas al interior», emitido por EiTB - EITB

ETB emite un documental que trata a reclusos de ETA como «presos políticos» y «personas normales»

Covite reclama la dimisión de la directora general del ente y la oposición pide explicaciones al lendakari Urkullu

BILBAOActualizado:

Bajo el título «Ventanas al interior», el segundo canal de ETB, la televisión pública vasca, emitió el pasado domingo un documental de hora y media sobre reclusos de ETA que los presenta como «presos políticos» y «personas normales», sin hacer mención en ningún momento a términos como «terrorismo» o «asesinato», según consta en el comunicado de denuncia difundido por el Colectivo de Víctimas del Terrorismo (Covite), que pide la dimisión de la directora general del ente de la radiotelevisión vasca, Maite Iturbe.

El largometraje, compuesto por cinco historia independientes, a cargo de otros tantos directores vascos -Josu Martinez, Eneko Olasagasti, Mireia Gabilondo, Enara Goikoetxea y Txaber Larreategi- ya fue objeto de una intensa polémica en 2012, cuando fue dado a conocer en San Sebastián por la productora Zinez en dos pases privados. El delegado del Gobierno en el País Vasco, Carlos Urquijo, presentó varias denuncias contra el Ayuntamiento de la ciudad, entonces gobernado por Bildu, al entender que podría vulnerar la ley de víctimas, según recuerda Efe.

El documental gira en torno a las vivencias de miembros de la banda terrorista «condenados por graves crímenes», como el que fue jefe de ETA Mikel Albisu, «Antza»; Jon Ugarte, condenado por tenencia de armas y explosivos; Gotzone López, condenada por el asesinato de dos policías nacionales y por el atentado mortal contra un militar; de Irati Tobar, condenada por pertenencia a Segi; y Jesús María Zalacaín, condenado por colaboración con ETA.

«El ente público se utiliza para presentar a aquellos que justifican el asesinato selectivo como "personas normales"»
Covite

Covite censura que «el ente público sea utilizado para presentar a aquellos que justifican planteamientos antidemocráticas como el asesinato selectivo de seres humanos como “personas normales” o como ciudadanos encarcelados por motivos de conciencia». Y recuerda que «no es la primera vez que EiTB queda en evidencia por el tratamiento que da al terrorismo».

«Blanquea la historia criminal»

Los partidos de la oposición han censurado en bloque el documental y reclamado las pertinentes explicaciones al ejecutivo autonómico. La parlamentaria y portavoz del PP vasco, Laura Garrido, ha denunciado que el documental intenta «blanquear la historia criminal de ETA y diluir sus responsabilidades» y ha anunciado que pedirá explicaciones al lendakari Iñigo Urkullu.

Garrido ha advertido de que emitir un documental en el que se presenta a los presos de ETA «como víctimas y no se habla de terrorismo, es una clara ofensa a los vascos y a las víctimas» de ETA en particular. «Los vascos no nos merecemos una televisión pública que realice de manera sistemática un relato ficticio de lo ocurrido», ha subrayado. Y ha sugerido que quizás EiTB tiene cifras «tan bajas de audiencia» porque la sociedad «le está dando la espalda» por mostrar una «realidad parcial».

El PSE, por su parte, ha presentado varias preguntas parlamentarias dirigidas igualmente a Urkullu, en las que le cuestiona si cree que la radiotelevisión pública vasca «responde al compromiso institucional» adquirido por la Cámara vasca de deslegitimación del terrorismo. Consideran «inadmisible» que los condenados por «asesinar, colaborar en crímenes o en la amenaza a un sector de la población puedan ser considerados "presos políticos"» y que ETB los presente «sin aludir» a los atentados que perpetraron.

«Los vascos no nos merecemos una televisión pública que realice de manera sistemática un relato ficticio de lo ocurrido»
Laura Garrido , portavoz del PP vasco

«Una vez más, ETB se pone al servicio de los etarras. No es democráticamente aceptable que los medios públicos de comunicación que pagamos con nuestros impuestos, incluidas las víctimas del terrorismo, dediquen amplios y extensos espacios a dar voz a los presos de ETA y además presentándolos desde un punto de vista humanitario», ha valorado el parlamentario de UPyD Gorka Maneiro. «Es absolutamente inaceptable que la televisión pública dé voz a etarras que no se han arrepentido de sus tremendas acciones y dispuestos a justificar sus actos».

Erkoreka: «No hemos participado»

El portavoz del Gobierno vasco, Josu Erkoreka, ha indicado que el documental no fue elaborado durante el mandato del actual ejecutivo. «Fue gestado con anterioridad a la composición de este Gobierno. Tampoco el Gobierno ha participado en su elaboración ni a nivel de patrocinio. La programación de los medios que integran al ente público corresponde en exclusiva a sus responsables. El Gobierno en ningún momento interfiere o condiciona. Corresponde en exclusiva al ente público. El Gobierno ni entra ni sale en la programación».

Desde la dirección de EiTB se escudan en que la emisión del documental se enmarca en el «territorio de la libre opinión y de los juicios de valor», y afirman que «la emisión de éste o de otros documentales en absoluto presupone que la dirección de EiTB comparta acríticamente todos sus contenidos». En una nota, añaden que la película fue «elaborada por cinco directores vascos, sin participación de ETB en el proyecto».