Una concentración de Anvite el pasado mes de diciembre
Una concentración de Anvite el pasado mes de diciembre - Pablo Ojer
Pacto en Navarra

Las víctimas navarras del terrorismo consideran que el PSN «ha cruzado una línea roja» con Bildu

Se sienten «traicionados» por quienes en tantas ocasiones les han acompañado

PamplonaActualizado:

Las víctimas navarra del terrorismo etarra consideran que «el partido socialista, aceptando gobernar con el apoyo de Bildu, ha cruzado una línea roja que dijo que nunca atravesaría» y sienten que «con esta acción dan la espalda a todas las víctimas de ETA, entre las que también hay socialistas».

La candidata socialista María Chivite será investida presidenta del Gobierno de Navarra el próximo viernes si Bildu les da la abstención, algo que ya fue aprobado por la dirección de la formación abertzale en Navarra y que hoy está siendo votado por sus afiliados. Los dirigentes de Bildu pidieron la abstención de sus parlamentarios en la investidura de Chivite conscientes de su « capacidad para condicionar e incidir en las políticas del Gobierno, ya que necesitaría nuestros votos en cada una de las cuestiones que quieran sacar adelante a lo largo de la legislatura».

Por eso, las víctimas reunidas en torno a la Asociación Navarra de Víctimas del Terrorismo de ETA, Anvite, «nos sentimos traicionados en lo más hondo por quienes tantas veces nos han acompañado en nuestras concentraciones».

Denuncias

Desde Anvite han recordado todo lo denunciado contra el todavía Gobierno en funciones de Uxue Barkos, en el que estaba integrada también Bildu. «Hemos denunciado el blanqueo permanente que han hecho al entorno etarra. Hemos pasado por increíbles humillaciones y denunciamos la creación de una Dirección General de Paz y Convivencia más preocupada por blanquear la presencia de Bildu en el Gobierno que por defender la memoria y dignidad de las víctimas de ETA». Y recuerdan que «en la mayor parte de nuestras denuncias hemos coincidido con los partidos navarros constitucionalistas, también con el PSN».

Por ello, consideran que «es tremendamente injusto que el partido socialista acepte con normalidad que sea Otegi, un condenado por pertenecer a ETA, el que pueda decidir e influir en las políticas futuras de nuestra comunidad».

Las víctimas navarras del terrorismo no cejan en su empeño en «que se exija a Bildu una condena firme del terrorismo de ETA y una absoluta deslegitimación de la actividad terrorista, en vez de la normalización e incluso promoción de homenajes a los asesinos como acabamos de escuchar estos días de boca de sus representantes». Y mantienen el compromiso de colocarse «cuantas veces sea necesario tras la pancarta de ‘Verdad, Memoria, Dignidad y Justicia’ para nuestros familiares aunque cada vez nos sintamos menos acompañados», asegura Anvite.