Vídeo: Chivite anuncia «más que satisfecha», un acuerdo de Gobierno con Geroa Bai y Podemos - ATLAS

La dirección de Bildu acuerda «posibilitar» la investidura de la socialista María Chivite en Navarra

Una vez tomada la decisión, abre los cauces para que se posicionen las bases

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La candidata socialista María Chivite ya cuenta con el visto bueno de Bildu para hacerse con la presidencia de Gobierno de Navarra. Después del acuerdo alcanzado ayer entre PSN, los nacionalistas de Geroa Bai y Podemos, la dirección política de la formación abertzale ha dado esta mañana su bendición al pacto y, en consecuencia, a María Chivite. Así, en una nota de prensa la dirección política de Bildu en Navarra «propone la vía de posibilitar la investidura del Gobierno de coalición acordado por PSN, Geroa Bai y Podemos a través de las abstenciones que sean necesarias».

Según afirman los abertzales, la decisión se ha tomado para «evitar la recomposición del Régimen tal y como lo hemos conocido. Por ello, en esta investidura debemos intentar impedir que eso suceda y cerrar el camino a esa posibilidad». Otra de las razones dadas es para mantener los cambios producidos durante la legislatura pasada.

Pero más allá de tópicos, los abertzales han aportado la clave fundamental que hasta ahora negaban los socialistas. «una de las claves principales que ha manejado la Mesa Política de EH Bildu es la capacidad para condicionar e incidir en las políticas del Gobierno, ya que necesitaría nuestros votos en cada una de las cuestiones que quieran sacar adelante a lo largo de la legislatura. Eso nos daría capacidad de incidir y de inclinar la balanza en algunos temas».

Es decir, los propios abertzales reconocen que, igual que tienen la llave esencial e imprescindible para que María Chivite sea elegida presidenta del Gobierno de Navarra, también tendrán la llave para que ese Ejecutivo apruebe cualquier medida que proponga, desde los Presupuestos hasta las leyes fundamentales como pueden ser las relacionadas con la identidad navarra, la imposición del euskera, que según el organigrama aprobado ayer por los socialistas ya estará en manos nacionalistas, o sobre la presencia de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado.

Consulta a posteriori

Los abertzales se sitúan como oposición, sin ningún compromiso con respecto a ese Gobierno y con las manos libres para presentar las iniciativas pertinentes y tomar nuestras propias decisiones con base en nuestro programa y las necesidades de la ciudadanía navarra”. Pero, al mismo tiempo, tendría la llave de las cadenas con las que tendrá agarrado al Gobierno de Navarra.

Según anuncia la formación abertzale, en los próximos días iniciará una consulta a las bases para que éstos den su opinión. Aseguran que esa decisión será «vinculante». Pero la propia dirección abertzale reconoce que hace la propuesta de «posibilitar» la investidura de los socialistas después de «compartir los análisis y reflexiones con su base social, ofreciendo marcos de debate tanto en asambleas de herrialde (territorio) como asambleas comarcales».