Los perros rescatados en la operación
Los perros rescatados en la operación - POLICÍA NACIONAL

Starski, Hutch, Scully, Clarise... los doce chihuahas rescatados en Meco

Una denuncia anónima alertó de los ladridos y los olores que desprendía la vivienda, que estaba asociada a una web y a varios perfiles en redes sociales donde se ofertaban los animales

MadridActualizado:

La Policía Nacional, en colaboración con la Policía Local de Meco, ha desmantelado un criadero ilegal de perros de la raza chihuahua situado en un domicilio de esta localidad que no contaba con los permisos preceptivos para la tenencia y venta de estos animales. Doce canes -bautizados con nombres de policías de ficción como Starski, Hutch, Scully o Clarise- fueron rescatados por los agentes y trasladados a un protectora.

Una denuncia anónima alertó de los ladridos de los perros y los olores que desprendía la vivienda, por lo que los agentes iniciaron las pesquisas y constaron que la casa estaba asociada a una web y a varios perfiles en redes sociales donde se ofertaban los animales.

En una primera inspección, la Policía comprobó que el domicilio carecía de autorización de núcleo zoológico y, por tanto, no se encontraba habilitada para la cría y tenencia de animales. La investigación continúa abierta por un delito continuado de maltrato animal.

En internet, los vendedores explicaban que contaban con más de veinte años de experiencia en la cría de chihuahuas, pero en una primera inspección los agentes constataron que el domicilio carecía de autorización de núcleo zoológico, por lo que no se encontraba habilitada para la cría y tenencia de animales.

Los vecinos de la zona confirmaron a la Policía que los investigados llevaban años dedicándose a la venta de perros, y avisaron de que existía un gran trasiego de gente que acudía con trasportines de animales.

Tras intentar contactar con los residentes del inmueble y comprobar que éstos trataban de sacar a los perros de la vivienda, los agentes procedieron hace unos días a intervenir doce ejemplares de chihuahuas que estaban dentro de sus trasportines, además de diecisiete jaulas para transporte de animales.

Los perros han sido trasladados hasta una protectora de animales donde han sido bautizados con los nombres de Starski, Hutch, Sabrina, Jill, Kelly, Everest, Beckett, Scully, Wilows, Clarise y Sophie, todos nombres relacionados con policías de ficción en homenaje a sus salvadores.