Pablo Carmona, Carlos Sánchez Mato y Rommy Arce
Pablo Carmona, Carlos Sánchez Mato y Rommy Arce - ABC

El «robo» de votos de Sánchez Mato a Carmena favorece al PP

La plataforma de la regidora andaría en un 24% de votos por esa ruptura con IU y sus ediles más radicales, lo que disminuiría la distancia con el PP, que supera el 21%

MADRIDActualizado:

El polvorín en que se ha convertido la política española, y también la madrileña, con la irrupción de los llamados «nuevos partidos» desde 2015 tiene un reflejo, como no podía ser de otra manera, en los «trackings» electorales que las formaciones confeccionan conforme se acercan los comicios. Se trata de encuestas internas según las cuales se va modificando la estrategia electoral.

Las más recientes, indican las fuentes consultadas por el PP, indican que la irrupción de un segundo partido a la izquierda de la lista de Carmena robaría votos a la actual alcaldesa, aunque no los suficientes para conseguir representación en el Ayuntamiento. Nos referimos a la coaliciónMadrid en Pie (IU y Bancada Municipalista, que comprende a Ganemos y Anticapitalistas, aunque sin Podemos, que no concurre a los comicios en la capital). Su número 1 es Carlos Sánchez Mato, el defenestrado exdelegado de Economía y Hacienda y aún presidente de los distritos de Latina y Vicálvaro. Su apuesta puede, según esos últimos sondeos, rebañar un 3% de votos (prácticamente, todos a Carmena), pero sin alcanzar ese mínimo del 5% que les permitiría sentarse en Cibeles.

La plataforma de la regidora, Más Madrid, andaría por lo tanto en un 24% de votos por esa ruptura con IU y sus ediles más radicales, lo que disminuiría la distancia con el segundo partido, el PP, que supera el 21%. La tercera posición se la estarían disputando Ciudadanos y Vox, con entre un 16% y un 18%; por lo tanto, a bastante distancia de los dos primeros. En esa órbita y subiendo pese a los malos datos, está en PSOE de Pepu Hernández.

Lo que parece claro es que Ciudadanos y su apuesta por Begoña Villacís se están desinflando conforme pasan las semanas, puesto que partían como favoritos en el espectro de centro-derecha municipal. Eso sí, nuestros informantes advierten: «Todo está aún bastante abierto, puesto que nos condiciona mucho lo que pase en las elecciones generales del 28 de abril. Los resultados pueden marcar tendencia sobre las votaciones del 26-M».