Reacción de los socialistas a la intervención de Aguado durante el debate de la propuesta contra los indultos
Reacción de los socialistas a la intervención de Aguado durante el debate de la propuesta contra los indultos
Asamblea de Madrid

El PSOE vota «no» a una propuesta en contra del indulto a los políticos catalanes

Ignacio Aguado (Cs), defensor de la iniciativa, dice que el presidente del Gobierno «es un yonki del poder»

MADRIDActualizado:

La Asamblea de Madrid se ha adelantado al Congreso de los Diputados a la hora de debatir y votar sobre los indultos a los políticos presos por el proceso independentista en Cataluña. La propuesta de Ciudadanos que pedía instar al Gobierno Central a que no indulte a los políticos presos -y que se votaba este jueves por primera vez en un Parlamento- ha decaído esta tarde en la Cámara regional, tras tres empates consecutivos. Estos se lograron porque el PSOE ha votado, en tres ocasiones, «no» a esta iniciativa, tras un agrio debate en el que el portavoz de la formación naranja, Ignacio Aguado, ha llamado a Pedro Sánchez «yonki del poder» y ha asegurado que el portavoz socialista en la Asamblea, Ángel Gabilondo, se comporta como «un jarrón chino».

La propuesta tenía como punto central obligar al PSOE a «retratarse», manifestando su postura sobre este espinoso asunto. Su defensor, Ignacio Aguado, ha traído a colación las contradicciones del presidente Sánchez en cuanto a la gravedad de lo ocurrido en Cataluña hace ahora un año, pero también las relativas a su intención de convocar elecciones en cuanto desalojara del poder a Rajoy, que luego no ha cumplido. «Su llegada no era una urgencia democrática; era una urgencia de poder», porque «Pedro Sánchez es un yonki del poder».

El encargado de defender la postura de los socialistas ha sido el portavoz adjunto, José Manuel Franco, que es además el secretario de los socialistas madrileños. En su intervención, ha defendido que la petición de manifestarse sobre el indulto ahora es «extemporánea porque no se les ha juzgtado aún, no sabemos si va a haber condena o no». Ha acusado a Ciudadanos además de intentar con su propuesta una «intromisión ilegítima en el poder judicial», y ha insistido en que el único camino para «solucionar los problemas es el del acuerdo».

Ha argumentado además que el PSOE en el Congreso de los Diputados únicamente está «intentando modificar una ley de indultos que es muy antigua, para que no se pueda indultar nunca delitos de corrupción o violencia machista». Y ha pedido que «no se prejuzgue a nadie por su ideología política».

A la hora de votar la proposición, PSOE y Podemos han unido sus votos negativos para tumbarla, pero han resultado el mismo número -62- de los que sumaban PP y Ciudadanos. La votación, tal y como marca el reglamento de la Asamblea de Madrid, se ha repetido tres veces, y al reproducirse el resultado de empate, ha decaído. Algo que los socialistas y los diputados de Podemos han recibido con aplausos y risas y gritos de «torero, torero».