Metro de Madrid encuentra más componentes con amianto en 93 vagones de las líneas 1, 6 y 9

La compañía ha hecho mediciones ambientales en todos y cada uno de los trenes en los que se han encontrado estos elementos

MadridActualizado:

Metro de Madrid ha encontrado aproximadamente una decena de «pequeños componentes» con amianto en trenes de las líneas 1, 6 y 9 dentro de una revisión «exhaustiva» del material móvil, han indicado a Efe fuentes de la compañía. Una vez localizado un componente con amianto, se señaliza y se informa a los trabajadores del suburbano, a través de los distintos canales de comunicación internos, como circulares y reuniones.

Esta decena de elementos con amianto han sido localizadas en 93 vagones antiguos de los modelos 2000 y 5000 de las líneas 1, 6 y 9, que la compañía ya sabía que contenían piezas con este mineral, como los apagachispas. Las « pequeñas piezas» con amianto que han dado positivo hasta ahora «están encapsuladas, encofradas o dentro de un sistema», de manera que los trabajadores «no tienen acceso» a ellas y no han podido manipularlas, según fuentes de la empresa.

Además, la compañía ha hecho mediciones ambientales en todos y cada uno de los trenes en los que se han encontrado estos elementos con amianto. Hasta el momento, todas las mediciones ambientales han dado negativo, de modo que no hay fibras de amianto en el ambiente, con lo cual «no hay riesgo para la salud ni de los usuarios ni de los trabajadores».

«No hay ningún riesgo para la salud»

Metro de Madrid ha empezado ya el desamiantado de los trenes, ha retirado los apagachispas que había en los trenes 5000 y ha comenzado a quitar unas placas aislantes que había en la cabina del conductor. Las fuentes de Metro de Madrid han resaltado el esfuerzo de la empresa por desamiantar para dar mayor tranquilidad a los trabajadores y a los usuarios, puesto que no hay ningún riesgo para su salud.

Hasta el momento, se han realizado exámenes médicos a 393 trabajadores del suburbano de un total de 470 previstos y todos ellos han dado un resultado negativo en enfermedades relacionadas con la exposición a fibras procedentes del amianto. Estas pruebas médicas se han desarrollado aplicando los protocolos específicos que establece la ley en cuanto a vigilancia de la salud de los trabajadores en caso de amianto.

Así, en las pruebas médicas que se están realizando a los trabajadores de la empresa se está buscando concretamente si hay enfermedad profesional desarrollada por la exposición a las fibras de este mineral. Por otra parte, la Inspección de Trabajo ha realizado un requerimiento a Metro de Madrid para que entregue las actas de las reuniones de coordinación de actividades empresariales que ha mantenido con las contratas de mantenimiento, al haber apreciado «anomalías», «sin perjuicio de la sanción correspondiente».

Desde la compañía, han señalado que esas actas se entregarán a la Inspección de Trabajo y permitirán constatar que todas las contratas han recibido la misma información que los trabajadores de Metro. Hasta el momento, son cuatro los trabajadores de Metro de Madrid con enfermedad profesional como consecuencia de la exposición a fibras procedentes del amianto, mientras que están en investigación otros dos casos de exempleados de la compañía.

Metro de Madrid invertirá 140 millones de euros para la eliminación del amianto en toda la red, tanto en el material móvil como en estaciones y otras instalaciones.