.:

Impunidad total de los manteros: ya cortan el tráfico en la Gran Vía

Los vendedores ilegales caminan entre vehículos con su mercancía en grupo sin importarles los coches y peatones

MADRIDActualizado:

La impunidad con la que se mueven los manteros en el centro de la capital ha llegado ya a cotas extraordinarias. Lo último se ha vivido recientemente, cuando decenas de estos vendedores ambulantes no han tenido empacho de tomar las calzadas de la Gran Vía, cortando el paso a los vehículos.

Como puede apreciarse en los vídeos aportados por ABC, ocupan, con sus bultos al hombro y a un paso muy tranquilo, todo un sentido de la centenaria avenida, que además está en obras y con reducción de carriles.

En otro momento, los manteros no dudan en caminar por la mediana de la calle, entre coches y autobuses que van de un lado a otro, ante la mirada atónita de los peatones y conductores. También toman la nueva zona para paseantes de las nuevas aceras.

Fuentes policiales insisten en que, solo en la Gran Vía, se encontraban en los últimos días entre 60 y 90 vendedores ilegales, con todo tipo de material falsificado: zapatillas de deportes, gafas de sol, camisetas de fútbol, polos y un larguísimo etcétera. "Esto ya es vengonzoso. Ocupan el 90% del espacio público de esta arteria y la gente tiene que ir en fila porque no les dejan pasar", se quejan los mandos consultados, que ya no saben qué hacer con lo que se está produciendo en el distrito de Centro.

La Policía Municipal, además, se siente con las manos aún más tadas que antes: la instrucción dada desde la Jefatura del Cuerpo el 10 de agosto les prohíbe actuar en situaciones en las que los manteros puedan generar problemas de orden público. Y una de ellas es la que se muestran en estas imágenes de manteros paseándose delante de coches y caminantes.

El Ayuntamiento niega la evidencia

Solo en el centro de la capital, y son datos de los investigadores del propio Ayuntamiento, hay más de 350 vendedores del "top-manta", cuando hace unos meses eran 200. El Consistorio, sin embargo, niega la mayor. Sus concejales consideran que se trata solo de "una percepción visual".

Mientras, las multas a esta práctica han caído nada menos que un 60% el mes de julio con respecto al mismo periodo de 2017. Una debacle que es del 36% si comparamos el primer semestre de este año con el del anterior. Comerciantes y agentes afirman que ya no pueden más, mientras que la alcaldesa, Manuela Carmena, propone una "tarjeta de vecindad" sin validez legal alguna para legalizar a estas personas.