Andén de una estación de Metro de Madrid
Andén de una estación de Metro de Madrid - Isabel Permuy

Huelga de Metro el viernes en protesta por el amianto

Los trabajadores, «de manera unánime», han acordado convocar paros de cuatro horas en todas las líneas durante los turnos de mañana, tarde y noche

MADRIDActualizado:

El sindicato Comisiones Obreras (CCOO) ha anunciado que los trabajadores de «todas las plantillas» de Metro efectuarán paros este viernes, día 24, para protestar contra la gestión del problema del amianto por parte de la Dirección de la empresa.

Los paros han sido acordados por unanimidad por todos los comités de empresa, que han ratificado huelga para toda la plantilla de trabajadores durante las últimas cuatro horas del turno de mañana y de noche, y de otras cuatro durante los turnos de tarde, ha explicado a Efe el Secretario General de CCOO en Metro, Juan Carlos de la Cruz.

La huelga incluye también una concentración el mediodía del viernes que, pese a que inicialmente se había pedido ante el Congreso, será en las inmediaciones en el Paseo del Prado, entre el Ministerio de Sanidad y Neptuno. El objetivo es exigir una normativa estatal y compensaciones para los trabajadores afectados por este material, potencialmente cancerígeno.

Estos paros –dice CCOO– coinciden con el fallecimiento hace un año del primer compañero tras su exposición al amianto, Antonio Moran.

Estas interrupciones del servicio se suman a los paros de 24 horas convocados por el sindicato de maquinistas para este miércoles y mañana, día 23, en líneas distintas de la red del suburbano en cada una de las fechas.

Los maquinistas llevan a cabo hoy su huelga en las líneas 4, 8, 11 y ML1, con unos servicios mínimos del 58 %, y mañana, día 23, la huelga se desarrollará en las líneas 3, 6 y 10 con unos servicios mínimos previstos del 61 %.

El sindicato critica que la dirección de Metro «sigue sin reconocer» que hay trabajadores que sufren o han sufrido exposición al amianto y señala al Consejero Delegado de Metro, Borja Carabante, y a los representantes anterior por no hacer «absolutamente nada» para evitar la situación.