El fiscal se ha opuesto a su puesta en libertad - ABC / Vídeo: Prisión provisional sin fianza para el presunto asesino de Miriam Vallejo

Crimen de Meco: la defensa del detenido apunta a una docena de policías, militares y guardias civiles

El fiscal, por el momento, se ha opuesto a la puesta en libertad del presunto culpable

MADRIDActualizado:

La defensa del único detenido por el crimen de Miriam Vallejo, cuyo cadáver apareció el pasado 16 de enero cosido a puñaladas en un descampado de Meco, cree que «hay indicios que apuntan a una pluralidad de hasta doce personas» que podrían haberla atacado, entre ellas «policías, militares y guardias civiles» que formarían parte de su «círculo de relaciones sentimentales».

Tras más de seis meses de investigaciones, lograron detener al presunto culpable del asesinato, Sergio S. M., el novio de la compañera de piso de la joven, en su vivienda de Azuqueca de Henares. Fue arrestado tras unas pruebas de ADN y desde entonces siempre ha mantenido su inocencia.

Está previsto que la Audiencia Provincial de Madrid celebre la vista para estudiar el recurso de apelación interpuesto por el abogado de Sergio S. M. contra su ingreso en prisión. El fiscal se ha opuesto a su puesta en libertad, según han informado a Ep fuentes jurídicas.

La causa judicial, que será juzgada por un Jurado Popular, está bajo secreto de sumario. Por ahora, los letrados de la defensa y de la acusación solo han podido acceder a unos 80 folios del grueso del atestado policial.

En base a las pesquisas policiales, la defensa de Sergio cree que habría «una pluralidad de hasta doce personas» que podrían haber participado en el asesinato. Destaca que en las diligencias policiales consta que en el c írculo de relaciones sentimentales de las víctimas habría «policías, militares y guardias civiles».

El detenido pudo tener ayuda

En el marco de las investigaciones, la Guardia Civil ha escuchado el testimonio de varios hombres que pudieron ser identificados al contactar con la víctima a través de sus redes sociales. Al parecer, según el atestado, alguien borró mensajes de su móvil tras el crimen y lo colocó junto al cuerpo.

Respecto a su cliente, la defensa insiste en que no hay móvil detrás de su supuesta autoría y se pregunta qué sentido tiene matar a tu compañera de piso a dos kilómetros de la casa común.

Por su parte, el abogado que defiende a la familia de la víctima sospecha que Sergio pudo tener ayuda conforme a algunos testimonios y critica que salga a la luz la cuestión de sus relaciones sentimentales.

El abogado de la acusación quiere que una vez conozcan el sumario, solicitarán nuevas diligencias a la instructora para indagar sobre el móvil del crimen cuyo origen se desconoce.