Ignacio Aguado y Rocío Monasterio hablan, ayer, durante el pleno de constitución de la Asamblea
Ignacio Aguado y Rocío Monasterio hablan, ayer, durante el pleno de constitución de la Asamblea - Jaime García

Aguado descarta que Vox entre en cualquier estructura del Gobierno regional

El líder de Cs contradice a Monasterio y asegura que ayer no hubo ningún pacto para la Mesa: «Llegó con un acuerdo global y lo rechacé»

MADRIDActualizado:

El candidato de Ciudadanos a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado, ha insistido hoy en su deseo de «llegar a un acuerdo de estructura y de programa» con el PP, «y solo con el PP», al que de nuevo ha calificado como «socio preferente», para poder formar Gobierno en la región.

«La instrucción de mi Ejecutiva es muy clara, es que los gobiernos serán (...) si acaso, de coalición entre dos partidos, y eso implica todas las estructuras del Gobierno regional», ha afirmado taxativamente en una entrevista en Cope.

En este sentido, el líder de Cs en la Comunidad cierra completamente las puertas a la entrada de Vox. «No queremos tripartitos ni fórmulas extrañas en la Comunidad», ha insistido Aguado. A su juicio, Ciudadanos y PP suman «una mayoría lo suficientemente amplia como para poner en marcha un Gobierno estable».

Una postura que choca con lo ocurrido ayer en la Asamblea –donde Aguado y Vox se reunieron antes de la celebración del primer pleno– y con el anuncio que hizo Rocío Monasterio antes de la constitución de la Mesa, y que confirmó García Egea después: PP, Cs y Vox habían llegado a un preacuerdo para el nombramiento del presidente, vicepresidentes y secretarios del Parlamento regional.

Pero para Aguado ayer no hubo ningún pacto, sino simplemente que Vox hizo lo correcto. Así lo ha asegurado hoy, insistiendo en que fue al pleno «sin saber qué iba a suceder». En este sentido, confía en que los de Rocío Monasterio sigan en ese camino. Asimismo, ha aclarado que no tiene problemas para reunirse con la líder de Vox en la región y espera que «no bloquee» la formación de un Ejecutivo formado por PP y Cs. «Eso permitirá que fgobierne Gabilondo y Podemos», ha advertido.

De hecho, ha agregado, que en la reunión previa que mantuvieron a la constitución, Monasterio le presentó «un acuerdo global que incluía puestos en la Mesa, que incluía programa de Gobierno y que incluía también puestos en el Gobierno» y que él lo rechazó.

Por otra parte, respecto al segundo anuncio que hizo ayer Vox, en este caso sobre un acuerdo «proporcional» de Gobierno con el PP, Aguado ha explicado que lo desconoce, pero ha advertido: «Si se han firmado cosas que contravienen lo acordado (entre Ciudadanos y PP) hará incompatible un Gobierno de Ciudadanos y PP».

Aguado ha apuntado que empezará a hablar «hoy mismo o mañana» con el PP para avanzar las negociaciones de Gobierno a partir de la base del acuerdo alcanzado para el reparto de la Mesa de la Asamblea madrileña, que quedó certificado ayer en la sesión constitutiva de la Cámara.

La derecha copó cinco de los siete puestos, con dos para el PP, dos para Cs (incluida la Presidencia) y uno para Vox; mientras que el PSOE, primera fuerza parlamentaria con 37 escaños, obtuvo los dos sillones restantes.

La suma de los diputados de PP (30), Ciudadanos (26) y Vox (12) permitió a Ciudadanos hacerse con sus dos puestos, los únicos que se votaban individualmente (Presidencia y Secretaría Tercera), por mayoría absoluta.