Instalaciones de la Escuela de Negocios y Centro universitario (ESIC), en Pozuelo de Alarcón
Instalaciones de la Escuela de Negocios y Centro universitario (ESIC), en Pozuelo de Alarcón - ESIC

Admitido el recurso de la Complutense contra la tramitación para crear nuevas universidades privadas

El presidente regional asegura que la admisión a trámite «no surte ningún efecto» hasta que la creación sea aprobada como proyecto de Ley

MadridActualizado:

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) ha admitido a trámite el recurso interpuesto por la Universidad Complutense de Madrid (UCM) contra la decisión del Ejecutivo regional de dar el visto bueno a la remisión de la asamblea para la creación de nuevas universidades privadas. En concreto, la universidad solicitó la nulidad de la decisión del Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid de aprobar el proyecto de ley de reconocimiento de universidad privada del Colegio Universitario de Estudios Financieros CUNEF, hasta ahora un centro adscrito a esa institución, y reclamaba medidas cautelares contra la medida.

La sección octava de la Sala Contencioso Administrativo del TSJM ha resultado en un auto, adelantado por la Cadena Ser y al que ha tenido acceso Ep, la admisión a trámite del recurso y requiere la remisión en un plazo de 20 días el expediente administrativo del citado acuerdo. Por otro lado, el TSJM acuerdo formar una pieza separada para decidir sobre la petición de la Complutense de adoptar medidas cautelares frente a este acuerdo. Ante la presente resolución, cabe interponer un recurso de reposición.

El Gobierno regional validó tres proyectos de ley para crear tres universidades privadas en la Comunidad (este centro, ESIC Universidad, y la Universidad Internacional de Villanueva), al entender que se cumplía las condiciones de remisión a la Asamblea, de cara a que la cámara regional decida su aprobación o no. La Complutense explicó que se ha visto «obligada» a interponer este recurso una vez que el Consejo de Gobierno de la Comunidad no ha atendido sus alegaciones presentadas el pasado 16 de enero durante la tramitación del correspondiente Anteproyecto de Ley.

Por otro lado, puso de manifiesto que la solicitud de 'CUNEF Universidad' «incumple» la legislación universitaria vigente en cuanto a los espacios físicos necesarios, por venir sustentada en la utilización de unas instalaciones que son objeto de una concesión demanial otorgada por la Universidad en septiembre de 2010, cuyo pliego de condiciones establece que dicha concesión se extinguiría de convertirse CUNEF en Universidad privada.

Además de interponer el mencionado recurso, en el que se ha solicitado la suspensión del acuerdo recurrido, la Universidad Complutense iniciará las medidas oportunas contempladas en el seno de la mencionada concesión demanial para exigir a CUNEF las posibles responsabilidades por incumplimiento. Los rectores de las universidades públicas se opusieron a la creación de tres nuevos centros privados en la Comunidad de Madrid al entender que había «carencias» en la oferta de títulos de grado y máster, así como la ausencia de programas de doctorado que se quedan en «simples promesas» sin que exista un marco normativo en la región que indique lo que ocurriría en caso de incumplimiento.

«No surte ningún efecto»

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, aseguró que la admisión a trámite por el TSJM del recurso no tiene efecto jurídico por no haber sido aprobado por la Asamblea de Madrid. Preguntado por los medios de comunicación, tras presentar ayer en el Hospital Puerta de Hierro una nueva terapia celular para tratar a lesionados medulares, Garrido dijo que la admisión a trámite por el TSJM «no surte ningún efecto» hasta que la creación sea aprobada como proyecto de Ley.

«En realidad es lo relativo a CUNEF por parte de la Complutense, pero no surte efecto alguno porque de hecho el pase que ha hecho la aprobación, el consejo de Gobierno a la Asamblea tampoco surte ningún efecto hasta que sea aprobada como proyecto de Ley», explicó. Garrido insitió en que «habrá que esperar» a que sea la creación aprobada dentro de la Asamblea de Madrid, «si así lo deciden los grupos políticos». «Nosotros teníamos la obligación de, cumpliéndose aquellos requisitos que se exigen para poder ser universidad, trasladar esto a la Asamblea. Es lo que hemos hecho, y yo ya más allá de las cuestiones que tengan que plantearse internamente entre ellos, no voy a entrar», destacó.