Vista al puerto de la ciudad de Vigo
Vista al puerto de la ciudad de Vigo - MIGUEL MUÑIZ
NAVIDAD EN VIGO

Qué hacer en Vigo en estas fechas además de ver las luces de Navidad

La ciudad alberga multitud de actividades para hacer este invierno

SANTIAGO Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El alumbrado navideño de Vigo parece eclipsar las miradas de todos aquellos que pasean por sus calles. Sin embargo, el encanto de la ciudad es también uno de los alicientes para todos los turistas que pasarán unos días en el particular cuento de Navidad. De hecho, son muchas las actividades que se pueden realizar, y de las más diversas índoles. Uno de los mejores ejemplos es perderse entre las calles del Casco Antiguo. El recorrido comienza en Muelle de Trasatlánticos, donde se pueden ver restos de la antigua muralla que albergaba la ciudad terminando, nuevamente, en el mismo lugar. Las cuestas y escaleras de piedra que se pueden observar a lo largo y ancho del paseo ponen en evidencia su encanto.

Los adictos al shopping también tienen sitio en estas vacaciones navideñas en Vigo: comercios de todo tipo, desde grandes almacenes hasta las tiendas más exclusivas, pasando por pequeños locales de producto artesanal. Todo combinado en una ciudad que parece estar preparada para acoger las compras navideñas en este mes y medio que queda para tenerlo todo preparado para la llegada de los Reyes Magos. Además, durante este paseo también se puede disfrutar del tradicional gofre del centro de la ciudad.

La ciudad tampoco para por la noche. Multitud de locales y salas de fiesta abren sus puertas los fines de semana para todos aquellos que deseen pasar unas divertidas horas nocturnas. Probablemente a cualquier hora se podrá encontrar un lugar donde bailar, salir de copas e, incluso, disfrutar de algún concierto.

Para los amantes de la naturaleza

Vigo es mar y, por ello, hay habilitados durante todo el año barcos que, cuando la meteorología lo permite, zarpan a las Islas Cíes, un paraíso natural, reconocido también por su fauna y flora. Y eso no es todo. También se puede pasear por la Ría de Vigo gracias a los «autobuses del mar», que tienen una línea regular que conecta con Moaña y Cangas, dos de las villas marineras más reconocidas de la zona.

Precisamente también con vistas a la Ría de Vigo, y en paralelo con el mar, se puede disfrutar de un agradable paseo por la Senda da Auga o la ruta costera que comienza en Bouzas y termina en Toralla. Todo ello, unido a la vista de la Playa de Samil que, a cualquier época del año, impresiona a los visitantes a tierras gallegas. Tampoco se puede olvidar el Parque de Castrelos, el más grande de la ciudad. Es una parada obligada para todos los turistas de Vigo con sus 220.000 m², convirtiéndose así en un paraje privilegiado para todos aquellos que quieran dar un paseo entre sus sendas.

Además, multitud de exposiciones se aglutinan también entre el mes de noviembre y diciembre dejando paso también a la cultura. Una de ellas es «Jorge Martins. Sombras e Paradoxos», que tendrá lugar hasta el 5 de enero en el Museo Contemporáneo de Vigo (MARCO) o el «Gabinete Científico», expuesto en el Museo del Mar, que acoge la exposición permanente integrada por más de 200 especies de peces e invertebrados. Además, también se puede visitar la exposición de Laixeiro, en la Casa das Artes, donde el artista, vigués de nacimiento, muestra una exposición permanente, formada por un total de 62 obras propiedad que son propiedad de ayuntamiento de la ciudad. Así como el concierto del grupo Marea, a las 22:00 horas del seis de diciembre, en el IFEVI Vigo, que se suma a la oferta cultural de este período invernal.