Un grupo de menores en Galicia, con sus dispositivos móviles
Un grupo de menores en Galicia, con sus dispositivos móviles - MIGUEL MUÑIZ
GALICIA

Se buscan «cibercooperantes» para alertar a los menores sobre los riesgos de Internet

El Instituto Nacional de Seguridad (Incibe) se abre a captar voluntarios en Galicia para impartir charlas gratuitas en los centros escolares o ayuntamientos

SantiagoActualizado:

Internet, como inmenso campo abierto, también tiene sus lugares oscuros. Por eso el Instituto Nacional de Ciberseguridad (Incibe) se ha propuesto una misión: concienciar a lo largo y ancho de toda España sobre los riesgos que entraña la Red, especialmente para los más pequeños. Se trata fundamentalmente de charlas y conferencias gratuitas en colegios, centros escolares u otras organizaciones que traten de fomentar el buen uso de la tecnología.

Ahí entran en juego los «cibercooperantes», definidos por el Incibe como «personas particulares que de forma altruista se dedican a sensibilizar sobre el uso seguro y responsable de Internet». En la actualidad, existen 681, pero se buscan más: el órgano, vinculado al Ministerio de Economía e Industria, con sede en León, intenta captar nuevos colaboradores en Lugo para impartir sus charlas.

En un comunicado, el Incibe «anima los centros y organizaciones» de la provincia «a hacer uso de esta iniciativa» para que «los menores puedan beneficiarse de todas las ventajas que ofrece Internet sin riesgos». Las conferencias son de todo tipo, explican. Algunas giran en torno al ciberacoso escolar, la privacidad, la identidad digital o la reputación; y otras sobre la gestión de la información, el acceso a contenidos inapropiados, protección antivirus, uso excesivo de las TIC, mediación parental o uso de herramientas para controlar el acceso de los menores.

El pasado año, el órgano realizó 749 actividades de este tipo en todo el país, con una asistencia de 31.458 personas.

El Incibe se dedica además a monitorizar las fallas de seguridad que se registran en la Red. En Galicia, los «ciberataques» contra particulares o empresas ascienden a más de 2.000 al día, la mayoría en las áreas urbanas de La Coruña y Vigo.