El socialista Xosé Sánchez Bugallo, en el colegio electoral al que acudió a votar
El socialista Xosé Sánchez Bugallo, en el colegio electoral al que acudió a votar - MIGUEL MUÑIZ
ELECCIONES MUNICIPALES- SANTIAGO

Bugallo rentabiliza el desplome de Compostela Aberta

Martiño Noriega pasa de 10 a cinco concejales en el Pazo de Raxoi y el PP pierde uno

Elecciones 2019: sigue en directo las últimas noticias del 26M

SantiagoActualizado:

El socialista Xosé Sánchez Bugallo volverá a la alcaldía ocho años después. El PSdeG logra 10 concejales y podría intentar gobernar en solitario tras el desplome de Compostela Aberta. La candidatura rupturista de Martiño Noriega se deja la mitad de sus concejales y pasa de 10 a cinco. Mientras el BNG, con Goretti Sanmartín en cabeza, repite los dos concejales que había conseguido en 2015. Los populares de Agustín Hernández también pierden representación. Tendrán ocho asientos en el pleno municipal, uno menos que en el anterior mandato.

«Vamos a dejarnos la piel» para volver a hacer de la capital gallega «el referente» de Galicia, subrayó Bugallo en su comparecencia tras conocerse los resultados. La capital de Galicia no puede conformarse con una «posición mediana o mediocre» como la que a su juicio ha tenido con los gobiernos del PP y de Compostela Aberta. Los santiagueses han penalizado duramente el mandato del hasta ahora alcalde Martiño Noriega, que perdió la mitad de sus concejales. De ser la fuerza mayoritaria con 10 ediles pasa a la tercera posición en el Ayuntamiento, con cinco concejales. De los tres alcaldes autodenominados del cambio, Noriega es el que se da el mayor batacazo. Bugallo rentabiliza el fracaso del líder de Compostela Aberta y suma para el PSOE los cinco concejales perdidos. Y también el que cede el PP. El socialista gana 6 ediles en estos comicios.

El popular Agustín Hernández tampoco consigue en su segundo intento tomar el bastón de mando del Pazo de Raxoi. El exalcade que dejó la Consellería de Infraestruturas de la Xunta para intentar arreglar el desaguisado que habían montando sus predecesores, Conde Roa y Ángel Currás, pierde apoyos. Hernández liderará la oposición con ocho concejales.

El BNG, que en general parece consolidar su remontada, no mejora en Santiago. Goretti Sanmartín conserva los dos ediles que mantenían los nacionalistas en el Ayuntamiento de Santiago. Ciudadanos, al que las encuestas a pie de urna le otorgaban representación vuelve a quedarse fuera.