Imagen de la ficha policial de Antonio Anglés en 1993
Imagen de la ficha policial de Antonio Anglés en 1993 - ABC
Sucesos

El rastro de la ficha de Antonio Anglés en Interpol

Los delitos que se le atribuyen al considerado autor material del crimen de las niñas de Alcàsser no prescribirán al menos hasta 2029

VALENCIAActualizado:

¿Dónde está Antonio Anglés? ¿Seguirá vivo? Esta es una de las grandes incógnitas que todavía hoy, cuando han transcurrido veinticinco años del crimen de las niñas de Alcàsser, siguen envolviendo un caso que no ha prescrito. De hecho, en abril de 2013, la magistrada del juzgado de instrucción número 6 de la localidad valenciana de Alzira dictó un auto en el que rechazaba declarar la extinción de la responsabilidad criminal del prófugo Antonio Anglés al haber transcurrido entonces veinte años del triple crimen de Alcàsser, y consideraba que la fecha para empezar a computar el plazo de prescripción del delito debe fijarse en el 14 de diciembre de 2009, cuando se produjo una última diligencia judicial relevante en relación con este caso.

El pasado año, la Interpol todavía seguía incluyendo en su lista de los delincuentes más buscados del mundo a Antonio Anglés. Sin embargo, en la actualidad en la web del organismo policial ha desaparecido el rastro de la ficha (la 1993/9069) del considerado uno de los autores materiales del crimen de Miriam, Toñi y Desireé.

De acuerdo con el historial de Anglés, la Policía le atribuye los cargos de «rapto, violación, asesinato, inhumación de cadáver y tenencia ilícita de armas». Sin embargo, su ficha no aparece en la actualidad entre los catorce españoles que siguen en busca y captura en todo el mundo. Con todo, eso no significa que haya cesado su búsqueda, de acuerdo con fuentes policiales.

El enlace en internet de la ficha con el número 1993/9069 -la de Antonio Anglés- conduce a una «identidad desconocida» y explica que si se tiene información al respecto «contacte con su Policía nacional o local».

Imagen de la última ficha de Antonio Anglés disponible en Interpol
Imagen de la última ficha de Antonio Anglés disponible en Interpol - ABC

Mientras Anglés no sea hallado muerto se le seguirá buscando. De hecho, la magistrada de Alzira fijó la fecha de 14 de diciembre de 2009 como la de referencia para iniciar el cómputo del plazo para la prescripción de los delitos por los que se le busca. Ese día se dictó un auto en el que se acordó el cese de las intervenciones telefónicas y de correo electrónico sobre Kelly, una de las hermanas de Anglés, que habían sido decididas tres meses antes.

Por el caso que conmocionó a España hace ahora veinticinco años no hay nadie ya cumpliendo condena. El 12 de mayo de 1997 -con Anglés fugado- comenzó el juicio contra el único encausado, Miguel Ricart, quien tras 49 vistas y la comparecencia de un centenar de testigos fue condenado el 5 de septiembre a 170 años de prisión como autor de tres delitos de asesinato y cuatro continuados de violación en concurso con tres delitos de rapto.

El tribunal consideró que aunque Antonio Anglés fue el autor material de los crímenes, Ricart estuvo presente y no hizo nada por evitarlos. Además, se le encontró culpable de cuatro delitos de violación, por atacar sexualmente a una de las niñas y sujetar a las víctimas mientras otra persona, supuestamente Anglés, las forzaba.

El 29 de noviembre de 2013, con 44 años y veintiuno de ellos entre rejas, el único condenado por los crímenes de Alcàsser abandonó la cárcel ciudadrealeña de Herrera de La Mancha.

Imagen de Miguel Ricart tomada a la salida de la cárcel en 2013
Imagen de Miguel Ricart tomada a la salida de la cárcel en 2013- M. CIEZA

Mientras, Antonio Anglés tendría ahora 51 años. La Policía y la Guardia Civil tienen la convicción que murió ahogado durante su fuga en un buque cuando trataba de llegar a Irlanda. Sin embargo, su cadáver nunca fue hallado. Así, mientras ninguna prueba constate que el fugitivo ha muerto, los Cuerpos de Seguridad lo buscan vivo.

De hecho, no será hasta el año 2029 cuando Antonio Anglés, que para entonces contaría con 63 años, cuando el fugado sería inimputable por las violaciones y asesinatos de Toñi, Miriam y Desirée.