Ximo Puig y Vicent Soler, en las Cortes Valencianas en una imagen de archivo
Ximo Puig y Vicent Soler, en las Cortes Valencianas en una imagen de archivo - MIKEL PONCE
Política

El PSPV «cobra» de todos por la financiación autonómica y por los recortes del Consell

Compromís y Podemos critican que los socialistas votaran en el Senado contra el debate urgente del sistema y les recuerdan que los ajustes de gasto han de ser consensuados

VALENCIA Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El PSPV se ha convertido este miércoles en el blanco de las críticas de todos los partidos, incluyendo sus socios de Gobierno. Las cuestiones que han disgustado a Compromís y a Podemos han sido dos. De un lado, la financiación autonómica. El PSOE tumbaba ayer con su voto en contra el debate urgente en el Senado sobre esta cuestión a través de una iniciativa del PP en la que pedían la comparecencia de la ministra de Hacienda en funciones, María Jesús Montero. El grupo de Izquierda Confederal -en el que se integra Compromís- y Podemos sí lo apoyaron.

A ello se unía la polémica por un informe remitido por la Abogacía del Estado a Hacienda que, supuestamente, respaldaba que el Gobierno, en funciones, no pudiera actualizar las entregas a cuenta pendientes de transferir a las comunidades autónomas, entre ellas la valenciana. Después de que este mismo martes la ministra admitiera que no había informe -tras decir que sí-, hoy el famoso documento ha aparecido.

Toda esta situación ha generado enfado entre las formaciones, tal como han evidenciado en las Cortes Valencianas. «Hemos de ser coherentes con lo que hemos dicho. Queremos que se inicie la reforma del sistema de financiación y no entendemos la postura del PSOE. El hecho de que la propuesta venga del PP suena a hipocresía, pero el fondo de la cuestión es el que es», ha señalado la diputada de Compromís Aitana Mas.

Una posición similar ha mantenido la portavoz de Podemos, Naiara Davó. «No nos ha gustado el bloqueo del PSOE, pensamos que habría sido una buena oportunidad de que dieran explicaciones. Parece que están buscando excusas para no pagar. Estamos hablando de dinero que corresponde a los valencianos», ha indicado. «Si existe voluntad política para encontrar mecanismos que pongan solución a los problemas de financiación, las cosas se pueden hacer de otra forma. Y si hay algún impedimento legal, razón de más para avanzar en la conformación de un Gobierno de coalición», ha añadido.

Desde el PSPV, Carmen Martínez ha cuestionado la intención del PP a la hora de plantear el debate que quiso promover en el Senado. «Lerma, Puig y yo, todos a una, reivindicamos lo mismo que antes sobre la financiación. Eso no ha cambiado ni va a cambiar, y lo que se hizo ayer es no seguirle el juego al PP, que quiso obtener rédito electoral con su propuesta», ha criticado. Preguntada sobre si entonces Podemos o Compromís siguieron el juego al PP, Martínez ha tratado de justificar que no.

Ajustes en el gasto

Pero no sólo esta cuestión ha generado cierto enfrentamiento entre el tripartito. La previsión de recortes del Consell de más de 400 millones de euros debido al bloqueo institucional a nivel nacional tampoco ha caído bien. El responsable de Hacienda, Vicent Soler, lo ha ido comunicando a los departamentos y todos ellos quieren que el ajuste de gasto en lo que resta de año les toque lo menos posible.

«Los recortes no deberían acometerse por razones que no están claras y de ningún modo tendrían que producirse en la Conselleria de Vivienda, porque ya tiene un presupuesto muy ajustado y debe dar respuesta a una emergencia habitacional», ha apuntado Naiara Davó en referencia al departamento dirigido por los morados.

Tanto ella como Aitana Mas, de Compromís, han insistido en que cualquier decisión sobre los ajustes de gasto ha de ser «consensuada» entre los tres partidos de Gobierno y no anunciada, como así ha ocurrido por Hacienda de forma bilateral. En todo caso, desde la coalición han insistido en que lo que más les preocupa «son los ingresos».

Las formaciones de la oposición (PP, Ciudadanos y Vox) han cargado igualmente contra el PSPV por votar contra el debate de la financiación en el Senado y por la posibilidad de que se recorte en servicios sociales básicos después de incluir ingresos ficticios en los Presupuestos y aumentar los altos cargos en el Ejecutivo.