Fabiola Meco, Antonio Estañ y César Jiménez, en las Cortes en una imagen de archivo
Fabiola Meco, Antonio Estañ y César Jiménez, en las Cortes en una imagen de archivo - MIKEL PONCE
Política

Las negociaciones para una lista de unidad en Podemos saltan por los aires

La diputada autonómica Fabiola Meco renuncia a presentarse a las primarias y su sector acusa al de Antonio Estañ de excluir a las bases

VALENCIAActualizado:

Los diversos sectores que conforman Podemos en la Comunidad Valenciana llevan varias semanas tratando de acercar posturas para evitar una guerra, pero los intentos de negociación para confeccionar una lista de unidad de cara a las elecciones autonómicas no han dado por el momento el resultado esperado.

El proceso de primarias se inició el pasado miércoles y los interesados podrán presentarse hasta el martes 16 de octubre. Cabe destacar que en esta fase se registran las candidaturas de forma individual de cualquiera que quiera formar parte de una lista, no únicamente los cabezas. Más adelante tendrá lugar la votación y los resultados se conocerán el 27 de noviembre.

Aunque, por tanto, todavía no se sabrían los puestos exactos de cada uno, sí se estaba tratando de cerrar un esbozo básico de la lista electoral, especialmente de los primeros lugares. Para ellos, el sector del secretario general, Antonio Estañ, pretendía aglutinar al resto de facciones: la del anterior líder, Antonio Montiel, representada por la diputada autonómica Fabiola Meco; la de los cercanos a Pablo Iglesias, cuya cara visible es la senadora Pilar Lima; y la de los anticapitalistas, una corriente liderada por el parlamentario Daniel Geffner.

Tras varias reuniones al respecto incluso se daba por hecho por parte del entorno de Estañ que el acercamiento de posturas iba encaminado, pero ha saltado por los aires. Este jueves, Meco anunciaba en un comunicado su voluntad de no concurrir a las primarias. «Es una decisión firme y meditada, fruto de una reflexión personal», señalaba. La diputada indicaba que estos cuatro años han sido «de trabajo intenso con la mirada puesta siempre en las necesidades de la ciudadanía, especialmente de la más vulnerable». «Consciente de la capacidad de la política para dar respuestas, confío en haberlas favorecido desde mi compromiso responsable y activo como representante de las valencianas. Cuatro años de intenso aprendizaje y de satisfacciones y anhelos en gran parte logrados. Quedan aún muchos retos pendientes, en algunos de ellos estoy inmersa, seguiré trabajando para verlos cumplidos», añadía.

Esta determinación supone que no se presentará a ninguna de las listas para las elecciones de 2019 y, por tanto, que no intentará continuar en las Cortes pese a ser una de las parlamentarias más destacadas del grupo -en el que es portavoz adjunta-, tanto por su trabajo como por sus intervenciones en la Cámara.

Fuentes de su entorno indican que se trata de una decisión «triste» que se debe a que desde la dirección no se está «construyendo consenso, sino imponiendo las condiciones». «Estamos convirtiendo el partido en una organización que prioriza las ambiciones personales y el cainismo en lugar del trabajo duro», critican. En su opinión, se están «equivocando en el diseño». «Nosotros venimos de los movimientos sociales y no de la estructura. Se está excluyendo a las bases, que son la parte más importante. No se habla con la gente que realmente va a tener que soportar las campañas electorales», comentan.

Aunque las mismas fuentes creen que todavía hay tiempo para reconducir la situación, entienden que «las cosas se están haciendo mal» y que algunos deberían plantearse «si negociar es poner una pistola en la cabeza».

Por su parte, desde el sector de Estañ aseguran que la decisión les ha pillado por sorpresa porque la intención era colocar a Meco en un puesto destacado de la lista y apuntan que las negociaciones parecía que estaban encarriladas. No parece que finalmente así fuera.