Teófilo Rodriguez, en su traslado del hospital de Manises a su domicilio en Turís
Teófilo Rodriguez, en su traslado del hospital de Manises a su domicilio en Turís - ROBER SOLSONA
Sociedad

Los médicos ya trabajan en una solución para el joven de 385 kilos, trasladado a una habitación de Manises

La Conselleria de Sanidad ha defendido que la atención a este joven de 34 años ha sido «impecable» en unas circunstancias excepcionales

VALENCIAActualizado:

Los médicos ya trabajan en un tratamiento a «corto,medio y largo plazo» para Teófilo Rodríguez, el joven de 385 kilos con obesidad mórbida que fue trasladado al Hospital de Manises el pasado martes. La Conselleria de Sanidad ha defendido que la atención a este joven de 34 años ha sido "impecable" en unas circunstancias excepcionales, y que su traslado no pudo r<ealizarse en un transporte sanitario porque no hay vehículos en España que permitan llevar la cama especial que requiere.

Sanidad ha informado asimismo en un comunicado que está buscando, en coordinación con el departamento de salud de Manises, la solución más adecuada para este paciente, residente en Turís, que ingresó en el servicio de Urgencias del hospital de Manises el pasado 7 de agosto con un cuadro de insuficiencia respiratoria aguda.

Según ha informado el subdirector general de Planificación asistencial de la Conselleria de Sanidad, Faustino Álvarez, "en el momento actual, y de acuerdo con el departamento de salud al que corresponde el paciente, se está trabajando en alcanzar una solución de continuidad, que tiene como objetivo fundamental conseguir revertir con el tiempo la situación que está atravesando el paciente".

Álvarez ha señalado asimismo que "siempre se busca la solución más adecuada a la situación del enfermo y cualquier estrategia requiere sin lugar a dudas el compromiso por parte del paciente, de la familia y del entorno más próximo”.

Sanidad defiende asimismo la correcta actuación de la asistencia prestada al paciente, a través de un equipo multidisciplinar, que según ha asegurado está haciendo todo lo posible por ofrecer una óptima atención sanitaria.

Añade que dicha atención "ha sido siempre impecable" en el marco de unas circunstancias excepcionales, como son las características físicas del paciente cuyo peso (385 kilogramos) condiciona las necesidades de traslado del mismo.

Según la conselleria, precisamente su peso impide su traslado en camilla bariátrica porque este tipo de camilla soporta un peso máximo de 318 kilogramos, y por ello, para poder proceder a su traslado se ha adquirido expresamente una cama con báscula incorporada que, además ha permitido conocer su peso real.

"Las dimensiones de la cama no permiten su traslado en ninguna de las doce ambulancias de las que se dispone para trasladar a pacientes bariátricos", agregan las mismas fuentes.

Desde Sanidad aseguran que, el pasado martes, el hospital de Manises contactó con el 112-CICU (Centro de Información y Coordinación de Urgencias) para solicitar transporte sanitario y coordinar el traslado del paciente hasta su domicilio.

A partir de ese momento, el CICU coordinó con bomberos, policía local, guardia civil y personal sanitario el traslado desde el hospital hasta su domicilio en el municipio de Turís, que se realizó (en un camión de mudanzas) asistido por enfermera y celador.

Según Álvarez, "nos puede llamar la atención que en lugar de ser una ambulancia pueda ser otro tipo de vehículo, pero el traslado no puede ser en otro tipo de vehículo porque no existe ni en la Comunitat Valenciana ni en el resto del país un vehículo de transporte sanitario que tenga capacidad para transportar las dimensiones requeridas para albergar ese peso".

Ante las "excepcionales circunstancias" del paciente y la falta de un lugar donde recibir los cuidados adecuados necesarios con unas condiciones de confort e intimidad necesarias, el paciente ha sido de nuevo ingresado en una habitación del hospital de Manises, y se trabaja en una estrategia viable a corto, medio y largo plazo, añaden desde la Generalitat.