Imagen de Eduardo Zaplana
Imagen de Eduardo Zaplana - JUAN CARLOS SOLER
Tribunales

Auto judicial: la juez levanta parcialmente el secreto de sumario del caso Zaplana

La magistrada deja secreta la investigación internacional y afirma que los imputados sabían desde el primer momento las sociedades en las que se indaga

VALENCIAActualizado:

La juez que instruye el caso Erial,Isabel Rodríguez, ha levantado parcialmente el secreto de sumario de la causa que afecta al exministro Eduardo Zaplana, el cual ya ha recibido el alta y ha abandonado el hospital La Fe, donde se encontraba ingresado desde el 18 de diciembre. La magistrada ha dictado un auto con fecha del pasado viernes al que ha tenido acceso ABC en el que mantiene el secreto para el resto de las actuaciones en el extranjero, de forma que la investigación no se vea afectada. En este sentido, todavía falta por recibir y analizar toda la documentación obtenida en diversas comisiones internacionales, alguna de las cuales todavía no han cumplimentado lo solicitado.

Ante los recursos planteados por los abogados de varios imputados contra anteriores prórrogas, la magistrada entiende que no se encuentran en una situación de indefensión puesto que fueron informados en el momento de su detención y puesta a disposición judicial del objeto de la investigación y de los supuestos delitos cometidos. «Son conocedores de su propia actividad, pues incluso a algunos de ellos se les encontró en el momento de su detención documentación relativa a varias de las sociedades del entramado», señala.

En varios escritos recientes, la Fiscalía Anticorrupción se oponía al levantamiento del secreto al entender que ninguno de los imputados -de los que subrayaba la posición institucional que han ocupado- ha colaborado con la justicia en una causa «compleja» en la que se indaga en «un entramado societario nacional e internacional para la ocultación de bienes obtenidos de forma ilícita».

«Los investigados pueden colaborar en cualquier momento y aportar las diligencias y documentos que tengan por conveniente. Lo que no cabe es confundir la investigación oficial con la particular del investigado, pues los intereses son distintos: uno es tributario de la realización de la justicia, el particular no. Lo que no quiere decir que ambos no sean legítimos. Pero pensar que el investigado tiene una condición moral superior no es compartible y, si la tiene, no se hace ninguna oposición a su colaboración», remarca el fiscal en uno de sus pronunciamientos.

En el auto judicial también se cita a las partes a comparecer el próximo miércoles en el juzgado para acceder a las actuaciones, que corresponden hasta el Tomo VII y constan de más de 3.000 folios.