Imagen de archivo de la planta de Ford en Almussafes
Imagen de archivo de la planta de Ford en Almussafes
Motor

Ford propone parar tres semanas la producción en la planta de Almussafes

La medida, que se desarrollaría haste enero, pretende ajustar la oferta a la demanda

VALENCIAActualizado:

Los nubarrones vuelven a cernirse sobre una de las principales fábricas de automóviles de España. La dirección de la planta de Ford en la localidad valenciana de Almussafes ha propuesto este lunes parar la producción durante 21 días en los meses de noviembre y diciembre de este año y enero de 2019 para ajustar la producción a la demanda.

Este parón se aplicaría, a falta de negociar con los representantes sindicales, mediante el traslado de vacaciones colectivas en el caso de la producción de vehículos y a través de un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) para la planta de motores, según ha informado a EFE la dirección de la factoría.

Esta medida se llevará a cabo en 9 días para la fabricación de vehículos, y en 13 días para motores, según ha concretado el portavoz de UGT-Ford, Carlos Faubel.

Estas medidas llegan después de que el presidente de Ford Europa, Steve Armstrong, anunciara el pasado 9 de octubre a los comités de empresa en una cumbre en Colonia (Alemania), que la multinacional estadounidense está "extremadamente insatisfecha con las pérdidas en Europa y está perdiendo la paciencia", por lo que revisaría "planta por planta" con el objetivo de reducir costes para "volver a ser rentables a partir de 2019".

La sección sindical de CCOO ha señalado que motores y mecanizados pararía dentro de un expediente temporal debido a la reducción de producción en la planta de Canadá, y en cuanto a vehículos la empresa también "necesitaría parar" con un ajuste de estas características.

La dirección ha planteado flexibilizar vacaciones colectivas como individuales correspondientes a 2019 y 2020, según este sindicato, y fuentes de Ford han señalado que se ha ofrecido adelantar vacaciones colectivas para que los trabajadores de producción de vehículos no se vean afectados por un ERTE.

La primera parada de producción se produciría el 9 de noviembre, y se concluiría con estos ajustes el 31 de enero, ha indicado UGT, que ha solicitado una próxima reunión para este miércoles.

La parada de motores está relacionada con el ritmo de fabricación del modelo Edge en Canadá, al que surte de motores la factoría valenciana, mientras que en la de vehículos la multinacional argumenta que se está registrando un descenso de ventas de todos los modelos, en concreto del Kuga, que ha alcanzado con anterioridad "picos altísimos de cerca de 2.000 unidades", según Faubel.

Imagen de las instalaciones de la planta de Ford en Almussafes
Imagen de las instalaciones de la planta de Ford en Almussafes - ABC

El representante de UGT ha cuestionado que las medidas anunciadas hoy sean "un ajuste puro y duro" que en otras circunstancias podría entrar dentro de la normalidad de acompasar la producción a la demanda, y ha alertado de que coincide con el anuncio de Ford de revisar sus plantas en Europa realizado en pasado 9 de octubre en una reunión en Colonia.

En estos momentos, con tres días de paradas de producción en este mes (los pasados días 10 y 11 y el próximo 31 de octubre), empiezan a causar preocupación entre los trabajadores estas medidas, que se reciben "como síntomas de alarma" por la situación de Ford en Europa, según UGT.

CCOO ha criticado que la empresa "parece que está dosificando la información y cada una o dos semanas nos reúne para decirnos de parar", y ha lamentado que el programa de producción sufre cambios continuos.

La dirección de la planta valenciana, por su parte, ha rechazado que el anuncio de revisión de las plantas en Europa esté relacionado con las medidas propuestas este lunes.