Imagen del curso celebrado este miércoles
Imagen del curso celebrado este miércoles - ABC
Seguridad

Los expertos alertan de los cambios en el fenómeno yihadista tras incluir a mujeres y a menores

Unas 40.000 personas de 120 países se han desplazado a Siria o Iraq para incorporarse al Dáesh

VALENCIAActualizado:

El fenómeno yihadista ha sufrido en los últimos cinco años elementos de cambio como la inclusión de mujeres y menores de edad, la presencia de activistas españoles y la juventud en la que comienza la radicalización, 26 años en el caso del sexo masculino y 21 del femenino.

Así lo ha puesto de manifiesto Álvaro Vicente, ayudante de Investigación en el Programa sobre Terrorismo Global del Real Instituto Elcano, durante su intervención en la mesa redonda "Yihadismo y yihadistas en España: una amenaza terrorista", organizada por la Fundación Profesor Manuel Broseta.

Según Vicente, unas 40.000 personas de 120 países se han desplazado a Siria o Iraq para incorporarse al Dáesh y de ellos, la octava parte (unos 5.000) procede de Europa, aunque en España estos desplazamientos se han "frenado drásticamente" y frente a los seis de media mensual que salían en 2015, este año solo han salido dos en todo el año.

Así, desde 2013 a septiembre de 2017 un total de 222 individuos se han desplazado a Oriente Medio desde España, país en el que en el mismo periodo han sido detenidas o han muerto 230 personas por actividades yihadistas.

El diez por ciento de los detenidos correspondía al perfil de mujer, joven y soltera, dispuesta a desplazarse para "casarse y alumbrar las próximas generaciones de combatientes", según Vicente, que añade que entre los varones la media de edad es de 30 años y también hay menores de 18.

Solo el 40 por ciento de los 230 detenidos o muertos en España estaba soltero, lo que significa que hay una mayoría de casados para los que tener esposa e hijos no es un obstáculo para desplazarse y sumarse a las filas del Dáesh.

También ha subrayado que se ha producido una eclosión del "yihadismo autóctono" y son cada vez más las personas radicalizadas que han nacido en España y cuyo proceso de radicalización ha comenzado en el entorno de los 26 años en el caso de los hombres y de los 21 en las mujeres.

Respecto al entorno donde se radicalizaron, un 35 por ciento fue a través de las redes sociales y otro 40 por ciento en el entorno virtual pero también exterior, a través del culto, de domicilios privados o de comercios.

Nueve de cada diez yihadistas se radicalizan a través de un agente de radicalización y siete de cada diez mantienen lazos personales con otros individuos implicados en actividades yihadistas, como en el caso de los atentados de Barcelona, según Vicente, que destaca que solo uno de cada diez yihadistas actúa en solitario.

También ha subrayado que el 95 por ciento de los detenidos tenía al Estado Islámico como organismo de referencia, frente al 37,9 por ciento que aseguraba que era Al Queda, y respecto a los focos de radicalización "coinciden con las áreas donde viven, actúan en células autónomas".

Por su parte, el coronel Rafael Morenza, delegado de Defensa en la Comunitat Valenciana, ha señalado que el yihadismo es una "amenaza a la que hay que responder" y en esta región se han producido "muchas detenciones" en este sentido.

Morenza ha destacado la necesidad de "tener claro que un musulmán no es un yihadista" y ha indicado que el "problema es que, habiendo muchos musulmanes, los yihadistas pasan desapercibidos dentro de una gran colonia de cerca de 200.000 personas en la Comunitat Valenciana".