Fachada de la Audiencia de Alicante
Fachada de la Audiencia de Alicante - JUAN CARLOS SOLER
PInoso

Cinco años de cárcel por intentar degollar con un botellín de cerveza a un hombre

La víctima se dirigió de forma obscena a su novia en un pub y solo la intervención médica inmediata le salvo la vida

ALICANTEActualizado:

Intentó degollar a otro hombre en Pinoso (Alicante) con un botellín de cerveza roto porque se había dirigido a su novia de forma obscena y ha sido condenado a cinco años y un día de cárcel, según laa sentencia hecha pública este viernes. La víctima habría muerto de no recibir una asistencia médica de urgencia.

La reyerta se produjo sobre las 3,20 horas de la madrugada del 9 de junio del pasado año, en la terraza de un pub de la localidad alicantina.

Según ha determinado ahora la Sección Décima de la Audiencia de Alicante, el agresor, Rafael V.C., que está en prisión provisional por estos hechos, sabía que su acción ponía en serio riesgo la vida su oponente.

Primero fracturó la botella contra el suelo y, una vez rota, la utilizó como instrumento cortante para rajarle el cuello.

El agredido sufrió la sección de las venas yugulares y una fuerte hemorragia, pero los médicos lograron salvarle la vida tras una intervención quirúrgica de urgencia.

"El instrumento empleado, una botella rota a propósito para agredir con ella, puesto en relación con la parte del cuerpo a la que se dirigió el golpe, el cuello, es evidentemente idóneo para causar la muerte", recoge el fallo.

Estaba borracho

De este modo, el tribunal considera a Rafael V.C. autor de un delito de homicidio en grado de tentativa, aunque le aplica una eximente incompleta porque estaba borracho y fija la pena en cinco años y un día de prisión, frente a los siete años y medio que pedía la fiscalía.

El condenado tampoco podrá acercarse a la víctima durante 11 años y tendrá que indemnizarle por las lesiones con 2.700 euros.

La sentencia le obliga también a abonar 14.414 euros a la Conselleria de Sanidad de la Comunitat Valenciana para cubrir el coste de la atención médica al agredido.