El exministro José Manuel García-Margallo, durante la entrevista en Cope Cataluña
El exministro José Manuel García-Margallo, durante la entrevista en Cope Cataluña - ABC

García-Margallo: «No se puede tolerar una consulta ilegal, apadrinada por un poder público»

Sobre el PSOE, el exministro augura una «guerra civil» que no acabará mañana, tras las primarias

BARCELONAActualizado:

El exministro de Asuntos Exteriores José Manuel García-Margallo ha indicado este sábado que la conferencia en Madrid, el próximo lunes, del presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, no ayuda a resolver el problema secesionista en Cataluña.

En declaraciones a Cope Cataluña, en una entrevista para el programa «Converses», el exministro ha dicho que «no iría en ningún caso» a la conferencia de Puigdemont, porque se pretende presentar «una propuesta que es contraria a la Constitución».

Tampoco entiende, García-Margallo, que la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ceda un espacio municipal para la conferencia: «Estas cosas no ayudan», ha afirmado. «Hay que hacer un desarme incluso de las palabras. Ir a la plaza de Cibeles a hacer una declaración de que lo que estás pidiendo es que se rompa el ordenamiento constitucional e instando a la ciudadanía a desobedecer no me parece una buena idea. Desde luego, no iría», ha añadido.

Sobre la situación política en Cataluña, García-Margallo ha dejado claro que no se puede repetir un 9-N: «No se puede tolerar una consulta ilegal, apadrinada por un poder público como la Generalitat».

«Corresponsabilidad» fiscal y «guerra civil» del PSOE

Preguntado por el sistema de financiación para las comunidades autónomas, el exministro apuesta por un nuevo modelo «que corrija defectos del actual y se aproxime lo máximo al concierto», sistema por el que el Gobierno pagaría «los servicios esenciales a todos igual».

«Y a partir de ahí, daría una cesta de impuestos propia a las comunidades autónomas para que paguen los servicios no esenciales o para subir el nivel mínimo que nos podemos pagar entre todos», ha añadido. Con esta fórmula, según García-Margallo, se conseguiría más «corresponsabilidad» y «contención» a las comunidades autónomas.

Por otro lado, en relación a las primarias que celebran los socialistas mañana, el exministro ha afirmado que el PSOE está «en una guerra civil», una situación que ve «con preocupación» porque «el buen rumbo de España depende de la existencia de dos grandes partidos centrales que coincidan en los temas esenciales para saber qué es lo que se puede acordar y en qué se puede discutir».

En cualquier caso, García-Margallo cree que, gane quien gane, «saldrá un PSOE muy fragmentado» y augura que «la fiesta no termina ahí», ya que el candidato a la presidencia del gobierno «también se elige por primarias y se elige después, con lo cual nos podemos encontrar con que la guerra siga durante mucho tiempo». «Y esa guerra es pésima», ha sentenciado.