Familiares de las víctimas mortales del atentado del 17 de agosto del año pasado
Familiares de las víctimas mortales del atentado del 17 de agosto del año pasado - EFE

Desplantes y ausencias de la izquierda y el independentismo a las víctimas del 17-A

Podemos y el PSOE optaron por no mandar a sus primeras espadas a Barcelona para acompañar al Rey en los actos conmemorativos de ayer

La CUP no quiso participar en la jornada de recuerdo a los fallecidos por el ataque yihadista y entidades como la ANC u Òmnium montaron un aquelarre independentista ante la prisión de Lledoners

r

BarcelonaActualizado:

El PSOE, Podemos e Izquierda Unida no estimaron conveniente que sus líderes y rostros más conocidos participaran en los actos de homenaje a las víctimas de los atentados de La Rambla y Cambrils que se celebraron ayer en Barcelona. Por su parte, el independentismo optó por montar un dudoso acto ante la prisión de Lledoners que derivó en una nueva manifestación independentista con la excusa de los atentados.

Aunque el PSOE tenía a su máximo dirigente en los actos de ayer en Cataluña, Pedro Sánchez participó en estos en calidad de presidente del Gobierno y acompañando a los Reyes y al presidente de la Generalitat, Quim Torra. A escala de partido, los socialistas, dejaron su representación en manos de un diputado prácticamente desconocido para el común de la ciudadanía: el secretario general del Grupo Socialista en el Congreso, Rafael Simancas, quien declaró que el 17-A no era un día para la controversia política, sino para expresar «solidaridad, afecto y respeto a las víctimas».

La representación por parte de Podemos fue, si cabe, de un perfil aún más bajo. Por parte de la formación morada, la delegación iba encabezada por la desconocida Ione Belarra, portavoz adjunta del grupo parlamentario Unidos Podemos en el Congreso. Al atender a la prensa tras el acto de homenaje, la diputada resaltó el orgullo de una Barcelona que quiere «mirar adelante» y agradeció que ayer se viera en las calles de Barcelona «la otra cara del dolor».

Mientras que el PSOE y Podemos optaron por rebajar el perfil de sus representantes, en teoria para no «restar» protagonismo a las víctimas de los atentados y a los trabajadores de emergencia sy de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, Izquierda Unida directamente no apareció en unos actos emocionantes que congregaron a miles de barceloneses a primera hora de la mañana. No en vano, pocos días antes de los actos, el jefe de filas de la formación heredera del PCE, Alberto Garzón, criticó la «politización» de esta jornada y exhortó a las distintas formaciones a no contaminar unos actos -a los que él directamente ni acudió- con disputas «secundarias y terciarias».

Presos y «República»

Si bien el perfil de las formaciones de izquierda fue reducida, las formaciones y entidades independentistas directamente optaron por obviar los homenajes y centrar su agenda de ayer a la riña política y a la reivindicación de la «república catalana» con la excusa de los atentados. Esa fue la imagen, buscada o no, que transmitieron en el acto organizado por la Assemblea Nacional Catalana ante la prisión de Lledoners, donde entre otros líderes independentistas está encarcelado el exconsejero de Interior Joquim Forn, quien dirigió el despliegue de los Mossos tras los atentados de hace un año.

Quim Torra en la prisión de Lledoners
Quim Torra en la prisión de Lledoners - EFE

Hasta ese centro penitenciario se desplazó Quim Torra después de los actos oficiales de la mañana. Allí lo esperaban los máximos responsables de la ANC y Òmnium, que ofrecieron encendidos discursos llenos de soflamas contra el Estado en los que insinuaban que este había torpedeado la seguridad de los catalanes antes, durante y después de los atentados. Tanto las palabras de Torra, como las de los líderes secesionistas pasaron de puntillas sobre cuestiones como las víctimas, el terrorismo y la seguridad para centrarse, una vez más, en la «república catalana» y los supuestos «presos políticos» que el secesionismo saca a relucir incluso en jornadas tan emotivas como la de ayer.