Gay de Montellà
Gay de Montellà - INÉS BAUCELLS

Gay de Montellà: «Sánchez Llibre sabrá torear las dificultades políticas»

El presidente de Fomento, que el lunes cede la presidencia de la patronal, valora el relevo y el momento empresarial

Actualizado:

El todavía presidente de Fomento del Trabajo, Joaquim Gay de Montellà, cree que Josep Sánchez Llibre, que le relevará mañana lunes al frente de la gran patronal catalana al ser el único candidato, «será una figura potente para torear las dificultades con el mundo de la política». En declaraciones al programa «Converses» de COPE Cataluña y Andorra, Gay de Montellà ha valorado del ex diputado de Unió Democràtica y vicepresidente de Conservas Dani «su buena posición de salida» porque procede del mundo de la política, «es conocido, afable, dialogante e incorpora una nueva faceta dentro del mundo empresarial que puede ser positiva en estos momentos» para hacer frente a «la época política difícil que viene».

Tras subrayar que la actitud del empresariado catalán durante el «procés» se ha basado en defender «la necesidad de seguridad jurídica y estabilidad política», Gay de Montellà aboga por «la recuperación y afirmación de la política catalana, porque –argumenta– ya que siempre hemos dominado la política española, ahora también debemos ser capaces de dominar la política catalana», especialmente desde 2015.

Sánchez Llibre, durante su etapa como parlamentario en el Congreso
Sánchez Llibre, durante su etapa como parlamentario en el Congreso - JAIME GARCÍA

La patronal catalana que se encontrará Sánchez Llibre tiene «una potente estructura ejecutiva y mientras antes solo hablaba el presidente de Foment, ahora hay diversos portavoces, como los directores de Economía, Relaciones Laborales o Medio Ambiente, Salvador Guillermo, Javier Ibars y Alba Cabañas, entre otros». Gay de Montellà también cree que la empresa catalana es ahora más potente. «No éramos capaces de afrontar una crisis económica, y no tengo ninguna duda de que hemos aprendido», asegura. En su opinión, Cataluña cuenta ahora con un empresariado joven, que puede ayudar especialmente «en las nuevas tecnologías».

"Más mujeres"

El presidente de Fomento del Trabajo saliente anticipa que su sucesor «potenciará el papel de las mujeres» en la patronal, y que la economía catalana ahora «es más sólida y con más presencia en los mercados internacionales». En cuanto a lo peor y lo mejor de su etapa al frente de la gran patronal, Gay de Montellà ha comentado el sinsabor que le causó la escasa participación empresarial en el acto «Anem per Feina» que convocó en 2013, mientras que lo más satisfactorio ha sido que en 2018 «todas las empresas mantienen su afiliación a Fomento del Trabajo a pesar del desconcierto y la desorientación de los últimos cinco años» y de que 2.000 de ellas hayan trasladado su sede social fuera de Cataluña.

Respecto al papel de Barcelona, el presidente de Foment considera importante «tener un gobierno local que esté a favor del desarrollo». A su juicio, se debe cuidar la imagen de la capital catalana «para que la inteligencia y el talento esté con nosotros», porque «el liberalismo ganó en el siglo XIX a los conservadores y conseguimos avanzar y progresar, porque si nos hubiéramos quedado con el carlismo y las tradiciones, ahora Cataluña sería diferente».

Sin pronunciarse a favor de ninguna candidatura, Gay de Montellà ha afirmado no tener ninguna duda de que el ex primer ministro francés Manuel Valls, que se presenta para la alcaldía de Barcelona, «puede ser un contrapeso muy importante» frente a los «populismos, que no nos interesan porque no son fiables». Por ello desea «que tenga un buen camino» y anima a los que quieran competir que lo hagan con espíritu de progreso. Porque «sin progreso económico, no ganaremos ni conquistaremos a los populismos y el resto va a ser un desastre», ha explicado. En relación a los presupuestos del Estado, Gay de Montellà opina que se prorrogarán los actuales elaborados por el PP, porque los propuestos por el actual Gobierno «no convencen a la parte más progresista social», ni tampoco a las partes que tienen otras posiciones.

Sobre su papel como vicepresidente de la CEOE y responsable de su área Internacional, el presidente saliente de Fomento señala que su trabajo ha consistido en transformar «un centro que era de beneficios a un centro de negocios para favorecer que las empresas españolas tuvieran un mejor acceso a los mercados». Tras conseguir la integración con la Cámara de España y la incorporación a la comisión tripartita, la empresa española ha pasado de tener una multinacional en 1989 a más de 2.000 en estos momentos, con liderazgo en automoción, energía, alimentación, tratamiento de aguas, construcción, concesiones, renovables, etcétera.