Imágenes del desprendimiento
Imágenes del desprendimiento - TWITTER: @BOMBERSCAT

Buscan a dos personas atrapadas tras un gran desprendimiento de tierras en Lérida

El vehículo en el que circulaban por una carretera local ha sido arrastrado por rocas de grandes dimensiones

BARCELONAActualizado:

Efectivos de emergencias están buscando a un vehículo con dos personas que ha quedado atrapado este mediodía en Lérida tras ser arrastrado por un gran desprendimiento de tierras en la carretera LV-9124 a su paso por Castell de Mur, en la comarca del Pallars Jussà.

Fuentes de los Mossos han explicado a Ep que la policía catalana ha recibido el aviso a las 15.14 horas de un desprendimiento de un peñasco sobre el punto kilométrico 5 de la vía local, que ha sepultado un turismo y que ha bloqueado por completo la vía. Todo apunta a que en el vehículo viajaban dos personas, que han quedado atrapadas.

Los Mossos d'Esquadra y otros efectivos están trabajando "in situ" para poder encontrare y llegar al vehículo, aunque la gran cantidad de rocas y escombros así como la inestabilidad del terreno están dificultando las tareas de rescate. A estas horas, algunas fuentes dan por hecho de que habrá víctimas mortales, aunque aunque desde los cuerpos oficiales no confirman todavía este extremo.

Así, según han explicado los Mossos a Efe, todo apunta a que debajo de las rocas hay un coche sepultado con posibles víctimas mortales pero las mismas fuentes inciden en que hasta que no se pueda despejar la zona, no confirmarán si este importante desprendimiento ha causado víctimas mortales.

La avalancha de piedras ha provocado que el turismo cayera por un precipicio de unos 200 metros junto a gran cantidad escombros. Las rocas de grandes dimensiones han dejado inutilizada la vía y habrían arrastrado el turismo siniestrado. La carretera ha quedado totalmente cerrada al tráfico como consecuencia del desprendimiento.

Detalle del desprendimiento
Detalle del desprendimiento - MOSSOS

Hasta el lugar de los hechos se han desplazado agentes de la Unidad de intervención de montaña, la unidad de medios aéreos, de seguridad ciudadana y de tráfico de la policía catalana, así como técnicos geólogos del Institut Geològic de Catalunya (IGC) para estudiar la estabilidad del terreno.

La investigación aclarará en los próximos días el causante del desprendimiento. Aunque de momento ni se confirma ni se descarta ninguna hipótesis, el accidente podría haberse producido como consecuencia de las últimas lluvias.

Técnicos del IGC se encargarán de retirar las piedras y de confirmar la estabilización de los terrenos. Los trabajos para retirar las rocas requerirán de maquinaria grande, con lo que se prevé que la carretera tarde a retomar la normalidad. Los geólogos también han avisado de que pueden producirse nuevos desprendimientos en la zona, por lo que exigen trabajar con la máxima precaución.