«Esperamos que la justicia catalana esté a la altura»

Las tres familias avaladas por el TS exigen que se cumpla la ley y que la mitad de clases se impartan en castellano

BARCELONA Actualizado:

Las tres familias avaladas por las tres sentencias del Tribunal Supremo (TS) del pasado diciembre, que instan al Govern a aplicar el bilingüismo en las aulas catalanas, confian en que el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) "esté a la altura" y "obligue a la Generalitat a acatar la ley". Tal como avanza hoy ABC, los tres padres, amparados por Convivencia Cívica Catalana (CCC), han reclamado ante el tribunal catalán la "ejecución forzosa" de los tres fallos y han pedido el procesamiento de la consejera Irene Rigau por "desacato a los tribunales".

Francisco Caja, presidente de CCC, ha explicado hoy que el pasado 23 de abril concluyó el plazo legal que tenía el Govern para aplicar las órdenes de los tribunales, lo que, según afirma, les ha conducido a dar un nuevo paso en esta larga lucha, que para muchos padres ha supuesto más de seis años de pulso con la administración autonómica. Consuelo Santos, Marina Gala y Feliciano Sánchez, representantes de las tres familias denunciantes, han adelantado en rueda de prensa que "no piensan tirar la toalla" y han expresado su indignación por "el descaro" de la Generalitat al "desoir abiertamente" a la justicia. Tal como adelanta hoy este diario, en paralelo a la vía judicial ya hay 500 padres dispuestos a pedir a la Generalitat enseñanza bilingüe para sus hijos. Según Caja, "muchos de ellos son catalanohablantes que llevan a sus hijos a colegios concertados y que residen en la zona alta de Barcelona".