Bruselas rechaza el aumento de cuota de azúcar que reclama la Comunidad

Bruselas rechaza el aumento de cuota de azúcar que reclama la Comunidad

Ciolos pide «coherencia» a los estados, incluido España, al recordarles que en 2006 recortaron la producción

BRUSELAS Actualizado:

El comisario de Agricultura de la UE, Dacian Ciolos, descartó ayer aumentar la cuota de producción de azúcar de los Estados miembros pese a la petición defendida por Polonia y apoyada por España y Castilla y León, aunque recordó que existen otras medidas previstas por la Unión Europea para estabilizar el sector si fuera necesario. En una reunión con los ministros de Agricultura de la UE en Bruselas, Ciolos defendió que el uso de los instrumentos disponibles han hecho que «la UE no haya conocido la volatilidad de los precios mundiales del azúcar» en la campaña 2010-2011. Polonia argumentaba que la demanda a nivel europeo supera a lo producido y que los precios en los mercados internacionales no son bajos, con lo que no hay peligro de que una medida de este tipo desestabilice los precios.

La ministra Rosa Aguilar, por su parte, adelantó a su llegada a la reunión que apoyaba la demanda polaca si la decisión es «proporcional» entre los Estados miembros y tiene en cuenta que España produce menos de lo que consume, informa Ep.

El aumento de cuota es una vieja reivindicación española, en donde el consumo ronda el millón de toneladas, pero sólo produce unas 500.000 toneladas —más del 80 por ciento en la región— porque en el momento de su adhesión se le adjudicó un cupo algo inferior a su consumo. Al término de la reunión,

Ciolos declaró a los medios que Bruselas analiza la mejor manera de garantizar la competitividad del sector europeo de azúcar y el suministro a los mercados de este producto. El comisario pidió «coherencia» a los Estados miembros y les recordó que las cuotas de producción se definieron en la última reforma de 2007. El comisario emplazó a los ministros a esperar a la reforma de la Política Agraria Común (PAC) para estudiar «si es necesario revisar el actual régimen», en vigor hasta el año 2015, precisaron fuentes comunitarias.

Esta decisión no gustó nada en la Comunidad. Desde hace meses, la consejera de Agricultrua, Silvia Clemente, ha pedido una y otra vez al MARM que reclame más cuota para la producción de azúcar a la Unión Europea. Y es que, en su opinión —y en el de las organizaciones agrarias— «Castilla y León tiene capacidad para producir más azúcar».

«Mala negociación»

La consejera también recordó que la cuota asignada al país es consecuencia de la «mala negociación» entre el Gobierno de España y la Unión Europea sobre la Organización Común del Mercado (OCM) del Azúcar, «La UE se equivocó en el planteamiento general y España fue el gran perdedor porque cerró siete fábricas y recortó el 50 por ciento de la producción», para añadir que «no podía haberse hecho peor», informa Ical.

La misma opinión expresaron ayer desde UCCL que, en un comunidad, destacó «el fracaso total y absoluto de la reforma de la OCM del Azúcar, que tenía como uno de sus principales objetivos el reducción la producción comunitaria». Además, lamentan que no se haya aprobado el citado incremento «pues este podía ser apetecible para los cultivadores», aunque «siempre acompañada de una subida de precio pues los valores con los que se está trabajando en la actualidad están rondando los niveles de rentabilidad aceptables en cualquier explotación, teniendo en cuenta que el precio de la tonelada de remolacha antes de la reforma de la OCM del 2006 era de 48 euros «libres de polvo y paja» frente a los 26,29 que se perciben en la actualidad.

UCCL apuesta porque si en algún momento se retoma esta idea el reparto de ese incremento se haga en virtud del déficit que cada estado miembro teniendo en cuenta la producción de cada uno de ellos y el consumo que tienen. En este sentido, no se puedo olvidar que España, en la actualidad, tiene una producción asignada muy inferior a lo que consume.