Los representantes sindicales, a su llegada al Ministerio de Transición Ecológica
Los representantes sindicales, a su llegada al Ministerio de Transición Ecológica - ICAL
Economía

Los sindicatos acusan al Gobierno de que su «única meta» sea «liquidar el carbón»

Rechazan firmar el acuerdo ofrecido por el Ministerio para no ser «cómplices» del cierre de minas

Ponferrada/PalenciaActualizado:

Los sindicatos mineros acusaron ayer al Gobierno de encaminar «hacia la muerte al sector del carbón» y pensar en su «liquidación como última meta», pero sin ofrecer alternativas a las cuencas, más allá de pagar bajas incentivadas o prejubilaciones para los mineros. Por este motivo, reclamaron que concrete propuestas en el llamado «Acuerdo de Medidas Excepcionales para una Transición Justa de la Minería del Carbón y las Comarcas Mineras», denominación utilizada por el Ministerio para la Transición Ecológica, en ese documento entregado ayer a Comisiones Obreras, UGT y USO en un encuentro celebrado en Madrid.

De momento, el texto no satisface en absoluto a la parte social, porque se preocupa, casi exclusivamente, de «liquidar el poco empleo minero que todavía resiste», según indicó Jesús Crespo, dirigente minero de Comisiones Obreras, quien no ocultó su sorpresa porque solo se centra «en una cosa (prejubilaciones y bajas) y sólo hace referencias entre líneas a lo que puede haber como alternativa. La negociación es un todo y esperamos que hayan tomado buena nota porque tienen que tomárselo en serio». El sindicalista apostilló que la parte social se negará a firmar ese pacto porque «ahora, lo que hay, va dirigido a la muerte del sector y nosotros no vamos a ser cómplices». Con similar contundencia, la Federación de Industria de UGT emitió un comunicado en el que advierte que el documento «es inadmisible y no reúne condiciones para el acuerdo, hasta que sea modificado. Nos preocupa sobremanera que no se hable de la continuidad del carbón nacional y que se pretenda ejecutar una restauración ambiental que no van a poder llevar a cabo las empresas estando en concurso. ¿Quién las hará? ¿Con qué trabajadores?», se pregunta UGT.

Conviene recordar que la propuesta plantea crear empleo alternativo dedicado a la recuperación de espacios degradados por las minas, impulsar proyectos de Energías Renovables y Eficiencia Energética; y firmar «contratos de transición justa». Son aspectos que no convencen a los sindicatos, que tampoco aceptan un plan social diferente a los anteriores.

Sin la ministra

Otra cuestión a tener en cuenta es la continuidad de las minas de carbón, más allá del plazo de diciembre de este año, fijado por la Unión Europea. En unos momentos en los que, precisamente, la sexta parte de la electricidad que se produce en España se genera con carbón, UGT y CC.OO. se hacen fuertes en sus reivindicaciones. Jesús Crespo destacó que aporta «algo más de 16 por ciento al mix energético y es necesario para tener una energía fiable para las casas y las industrias. El carbón debe seguir y tiene que ser autóctono», concluyó el sindicalista de Comisiones Obreras. Desde UGT añadían la necesidad de un Pacto de Estado por la Energía, que defina el mix energético «para los próximos años, con presencia del carbón autóctono, para garantizar la seguridad del suministro y la estabilidad de los precios de la luz, mientras se desarrollan las fuentes de energía renovables». Para ello, UGT reclama un nuevo Marco para la Minería, con vigencia hasta el año 2027. Las organizaciones sindicales también criticaron la ausencia de la ministra para la Transición Energética, Teresa Ribera, o del secretario de Estado de Energía en la reunión de ayer, que se había calificado como crucial. Sólo estuvieron el gerente del Instituto para la Reestructuración de la Minería y dos de los asesores ministeriales «y esto es lo que nosotros interpretamos como el interés que tiene el Gobierno por el carbón. Lleva más de cien días y no se ha reunido con nosotros para exponer cual es su voluntad política», lamentaba Crespo y corroboraba UGT.

De momento, los responsables de Comisiones Obreras y UGT han solicitado que el Ministerio concrete su oferta de medidas para la transición e incluso pueda ofrecer alguna posibilidad de mantener minas abiertas. Esperan respuesta en una próxima reunión, para la que, por cierto, tampoco habrá que esperar demasiado. Será el día 21, justo dentro de una semana.