El presidente de la Junta compareció este martes por primera vez desde la sede
El presidente de la Junta compareció este martes por primera vez desde la sede - F.HERAS

El PP amarra la comunicación y Ciudadanos, la ordenación y el exterior

Mañueco niega que haya habido «escollos» con Cs para cerrar el nuevo Gobierno Regional

MONTSE SERRADOR
ValladolidActualizado:

La estructura del nuevo Gobierno de Castilla y León, fruto del pacto PP-Cs, incorpora algunos cambios en las competencias que asumirá cada consejería fruto, entre otras cosas, de las negociaciones entre las dos fuerzas políticas. Una de las modificaciones más llamativas se sitúa en la Dirección de Comunicación de la Junta que pasa a depender directamente del presidente, cuando hasta ahora era de la Consejería de la Presidencia. Aunque esta organización ya existía durante los gobiernos de Juan José Lucas, la decisión de que la Comunicación dependa de Alfonso Fernández Mañueco pretende hacer de contrapeso al hecho de que Francisco Igea asuma la Portavocía, además de la vicepresidencia y la Consejería de Transparencia, Ordenación Territorial y Acción Exterior. Este departamento es, precisamente, el causante de otro de los cambios organizativos, ya que la polémica ordenación sale de Presidencia, como también lo hace la política exterior de relaciones con la UE para depender directamente de Igea.

Por contra, la Consejería de la Presidencia de Ángel Ibáñez será la responsable de la Comisión de Secretarios, órgano ejecutivo que coordina a todos los departamentos de la Junta, y la de delegados territoriales. En cuanto a la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, ésta incorpora «la ruralidad», según destacó Mañueco, con el objetivo de asumir esa sensibilidad que, en cualquier caso, será transversal a todas las áreas. Otro de los movimientos es la salida de Industria de la Consejería de Economía, que pasa a depender de la de Germán Barrios.

Tras dar ayer a conocer la composición del nuevo Gobierno, el presidente de la Junta negó que haya habido «flecos o escollos» para su diseño con su socio de Gobierno, Ciudadanos. Justificó el retraso en la presentación -prevista para el lunes- en que quería conocer personalmente a dos de los consejeros propuestos por la formación naranja: la de Sanidad, Verónica Casado, y el de Cultura, Javier Ortega.

Diálogo para las reticencias

Mañueco defendió el nombramiento de Juan Carlos Suárez-Quiñones como consejero de Fomento y Medio Ambiente, después de que Cs cuestionase su presencia en el Gobierno autonómico tras aparecer en las grabaciones policiales del caso Enredadera. Sin embargo, para el presidente de la Junta, estas reticencia «las hemos salvado con moderación, diálogo y entendimiento», al tiempo que dejó claro que las personas elegidas «están aquí porque lo quiere el presidente de la Junta».

Los diez consejeros tomarán hoy posesión de sus cargos en un acto que se celebrará en la sede de la Junta para, posteriormente, mantener un primer Consejo de Gobierno «informal», ya que la primera reunión ordinaria del nuevo Ejecutivo autonómico está prevista para mañana.