Dos de cada tres menores de 25 años se ha planteado hacer las maletas para mejorar su futuro
Dos de cada tres menores de 25 años se ha planteado hacer las maletas para mejorar su futuro

Más de la mitad de los jóvenes de Castilla y León se ha planteado emigrar para mejorar su vida

Un estudio apunta que los hombres están más decididos a desplazarse por trabajo que las mujeres

IVÁN TOMÉ
ValladolidActualizado:

Más de la mitad de los jóvenes de la Comunidad se plantea emigrar «para mejorar su futuro o sus condiciones laborales». En concreto, dos de cada tres menores de 25 años ha pensado en esta posibilidad, lo mismo que ocurre con la mitad de aquellos que están entre los 26 y los 35 años. Estos datos, recogidos en el barómetro de opinión pública de Castilla y León, los presentó ayer en Valladolid el presidente de la Junta Directiva de la Asociación Profesional de Sociología de Castilla y León, Ángel Martín, que también desveló que más de un 25 por ciento de los ciudadanos de entre 36 y 50 años ha tenido en mente la opción de salir de la Comunidad. Como es lógico, cuanto más aumenta la edad, las perspectivas de llevar a cabo un movimiento migratorio disminuye, hasta desvanecerse para los mayores de 65 años. Asimismo, en la variable de sexo, los hombres parecen más decididos a la deslocalización por motivos laborales, superando en 11 puntos porcentuales a la mujeres.

Pesimismo

En lo referido al futuro inmediato, según la estadística crece el pesimismo entre los castellano y leoneses. Así, más de un tercio de la población de la Comunidad cree que en 2019 la situación económica será peor que en este pasado año, siendo casi un 19% los que creen que será mejor, y más de un 46 por ciento los que piensan que no habrá cambio significativo alguno. Más a largo plazo, de aquí a 20 años, tanto el optimismo como el pesimismo se distribuyen de forma similar, si bien los primeros aventajan en más de cuatro puntos a los segundos, siendo el 36,4 por ciento los que ven una mejoría de la economía dentro de dos décadas, mientras que el 32% cree que en ese mismo periodo de tiempo la economía irá a peor.

Respecto a la actual situación económica regional, de los 800 encuestados para realizar la información, tan solo el 13 por ciento considera que se encuentra en buena o muy buena situación, siendo más del 36 por ciento los que piensan que, por el contrario, el momento es malo o muy malo. Mientras, la mitad de los encuestados coloca a la situación económica castellano y leonesa en una posición regular. En este sentido, Martín apuntó ayer que gracias a la continuidad en el tiempo del barómetro Socyl, «permite la realización de comparativas cronológicas».

Más del 34% de la población cree que la situación económica de 2019 será peor que el pasado año

En este caso, los datos recogidos apuntan que en 2018, respecto a 2017, las perspectivas negativas han aumentado, mientras que las positivas han decrecido (De un 31,1% a un 36,4 y del 15,3 por ciento al 13, respectivamente). Según el presidente de Socyl, este «cariz negativo» en la encuesta ha podido estar promovida por las «noticias económicas negativas que han tenido repercusión en los medios», como los «numerosos anuncios de cierres o deslocalizaciones de compañías de considerable volumen» o, por ejemplo, que 2018 haya sido «el año del fin de la minería de carbón en Castilla y León».

Fuera de la crisis

La percepción negativa de la economía de la Comunidad mejora sensiblemente respecto a la salida de la crisis de Castilla y León. En total, un 17 por ciento de la población considera que la Comunidad ha salido de esta situación, más de 10 puntos porcentuales respecto a las opiniones del año 2016, que solo consideraron la salida de la crisis un 6,8%. En cambio, el 83 por ciento de los encuestados no cree que se haya producido una evasiva a la crisis económica.

Según este porcentaje, explica Martín, «contrasta con los mensajes y valoraciones oficiales procedentes de los gobiernos e instituciones económicas», con lo que, según el presidente de Socyl, «en la vida diaria de gran parte de nuestros ciudadanos no se percibe una clara mejoría de su situación socioeconómica», aclaró.

Asimismo, Martín aseguró que respecto a la población rural y urbana «no existen prácticamente diferencias» en los datos lanzados, si bien si que se denotan disparidades en cuanto a ideología política. En este sentido, las personas de centro derecha y derecha «ven mejor la economía regional» mientras que la población de centro izquierda e izquierda «la consideran peor».