Milagros Marcos y Alicia García, ayer en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno
Milagros Marcos y Alicia García, ayer en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno - F. H.
Sociedad

Cae un 22% en un año el número de jóvenes que no estudia ni trabaja

El colectivo, formado por 40.700 personas, es el centro de la nueva estrategia juvenil de la Junta

ValladolidActualizado:

No estudian ni trabajan y no es -aunque también se dan los casos- porque no quieran. La crisis ha arremetido con dureza contra distintos sectores de la sociedad y uno de ellos es, sin duda, el de los jóvenes. En total, son 40.700 aquellos que no consiguen asentarse en un puesto de trabajo ni tienen plaza en un aula en estos momentos. Ellos son «especialmente» el foco de una nueva Estrategia aprobada ayer por la Junta de Castilla y León que con el horizonte de 2020 pretende abordar los problemas de la juventud con un presupuesto de 250 millones de euros y la mirada puesta, sobre todo, en el empleo, la emancipación y el incremento de su participación en la vida pública.

La Estrategia de Impulso Joven 20/20 se pone en marcha en un escenario que desde la Junta entienden que está siguiendo una tendencia «favorable». Esos 40.700 casos de personas que no estudian ni trabajan son un 22,5 por ciento menos de los 52.495 que se contabilizaron en el primer trimestre de 2016 y Castilla y León es la cuarta comunidad con menor porcentaje de personas en esta situación. Asimismo, destaca el Ejecutivo que el desempleo juvenil ha ido descendiendo y que los últimos datos reflejan «casi 20.000 menos» en esta franja de edad, según explicó ayer tras la aprobación del nuevo marco de actuación la consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Alicia García, quien, no obstante, dejó claro que la tasa de paro de un 20,74 por ciento de este colectivo sigue siendo «elevada» y refleja que queda camino por recorrer y «hay que seguir trabajando».

El empleo es en este contexto el principal eje de la nueva Estrategia destinada a menores de 35 años, y que aunque pone el acento en los que encuentran dificultades para acceder a un puesto de trabajo se extiende a 440.000 jóvenes que viven en la Comunidad. En total 73 de las 142 medidas del plan van dirigidas a este objetivo, el de potenciar la empleabilidad de los jóvenes, «desde su formación hasta su contratación, facilitando la transición entre el sistema educativo y el mercado laboral». Se incluyen acciones ya contempladas en el Plan de Empleo Joven de la Junta, como ayudas al emprendimiento, prácticas no laborales, fomento de la contratación por cuenta ajena o programas de movilidad; y la mejora de la gestión del programa de Garantía Juvenil para procurar nóminas o estudios a los ya más de 30.000 inscritos. Como novedad destaca un modelo de formación complementaria para mejorara la «adquisición de competencias» en idiomas o tecnologías, entre otras.

Asimismo, la Estrategia aspira a la «atracción y retención de talento» aunando planes de distintas consejerías para favorecer el regreso de emigrantes o la incorporación de jóvenes en puestos de trabajo vinculados con la administración: universidades, hospitales...

Más allá del empleo, esta Estrategia aspira a que los jóvenes tengan una mayor voz y sean más activos más en la vida pública, según explicó ayer la consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades tras la reunión del Consejo de Gobierno en la que se aprobó el plan. En este sentido, se contempla un «apoyo expreso al asociacionismo» y a los consejos de juventud y entidades juveniles mediante financiación. Asimismo, se impulsarán los foros de participación.

Por último, se contemplan medidas sobre vivienda, salud y acceso a la cultura; así como propuestas encaminadas a garantizar la igualdad de género y de oportunidades, con apoyo, en este último aspecto, a los jóvenes en riesgo o en situación de exclusión social y a los que residen en el ámbito rural.