Biblitoeca de Castilla-La Mancha
Biblitoeca de Castilla-La Mancha - ABC

Shakespeare, querido en Toledo

Tres mujeres con síndrome de Down comparten su experiencia con la lectura

ToledoActualizado:

Clara, Ester y Marta son tres mujeres con síndrome de Down que no faltan a su cita semanal con la lectura porque leyendo, o escuchando lo que lee otro compañero, son felices. Posiblemente un hermoso homenaje a Shakespeare en vísperas del Día del Libro es la lectura favorita de las tres: «Romeo y Julieta».

Su encuentro con los libros cada miércoles se ha convertido en algo muy especial, porque además de acudir al club de lectura en la biblioteca ubicada en el Alcázar de Toledo, desayunan en alguna cafetería próxima y aprovechan para hacer una ruta cultural o visitar una exposición.

«Se ha convertido en un día muy completo y es una actividad a la que tengo muchísimo cariño. Ver la ilusión que tienen, cómo se esfuerzan por leer bien, el silencio que guardan, escuchar a los demás, disfrutar de la historia.., esto para mí, de verdad, vale la pena, personal y profesionalmente», explica en una entrevista con Efe la psicóloga de Down Toledo, Mari Carmen Cáceres, que coordina el club de lectura fácil cada miércoles.

«Romeo y Julieta» fue de los primeros libros que leyeron en el club, hace ya cinco años, pero Clara, Ester y Marta coinciden en que es su preferido.

Ester tiene 43 años y no sabe leer, pero no falta al club de lectura porque le gustan «las historias de los libros», y las aprende escuchando a sus compañeros, ha dicho a Efe.

Vive en un pueblo cerca de Toledo, y cada miércoles una sobrina la lleva al Alcázar. «Es muy bonito leer, y escuchar. Me siento bien», afirma.

A sus 32 años, Clara relata algunos títulos que más le gustan, como «Robinson Crusoe» o «La vuelta al mundo en 80 días», pero su favorito es el Romeo de Shakespeare. Afirma con claridad que acude al club porque leyendo es «feliz».

Y Marta, de 28 años, añade que cuando lee piensa en su abuelo, ya fallecido y que «me cuidaba mucho». Donde más lee esta joven es en la sesión del club, aunque «a veces me atasco un poco», porque en casa prefiere escuchar música, por ejemplo.

Las obras de lectura fácil están adaptadas siguiendo unas normas de sintaxis y vocabulario, de modo que las personas con dificultades para la comprensión pueden acceder a la información.

Muchos de los libros que están a disposición de los clubes de lectura fácil son clásicos, y en este sentido Mari Carmen Cáceres reivindica que los autores actuales también hagan obras en este sistema, «para que una parte muy grande de la sociedad pueda acceder a ellas, porque si no los perdemos», asegura.

En cuanto a los asistentes a las sesiones, en torno a una quincena de personas que, en su mayoría, tienen síndrome Down, la psicóloga explica que no solamente leen sino que conocen palabras nuevas y libros de los que han oído hablar, como el Quijote de Cervantes, que también han leído.

En la clase hay niveles diferentes y la lectura se adapta para que todos puedan seguirla, de modo que al final del párrafo hacen una parada para comprobar que se ha entendido: «hay veces en que la lectura fácil no es tan fácil, hay que explicarlo y llevar el hilo de los personajes», asegura la responsable de la sesión.

Cáceres incorpora material de apoyo visual, imágenes o incluso mapas, que les sirve para situar la historia y les ayuda en la comprensión. Y si hay alguna película del libro, la ven cuando terminan de leerlo.

«Les encantan las historias y en general les encanta aprender cosas nuevas. Vamos a llegar al sexto año y es un éxito porque les gusta», asegura esta psicóloga que señalado que señala que la media de libros que leen cada curso, de septiembre a junio, es de cuatro o cinco.

«Romeo y Julieta fue de los primeros libros que leímos en el club y les marcó. Habían oído mucho hablar del título y la lectura les enganchaba cada vez más. Luego vimos la peli, y es un libro que se les ha quedado. De hecho me han pedido leerlo otra vez», comenta.

Concluye Ester: «Aunque no sé leer me gustan las historias, y me gusta Shakespeare».