Un mercado gourmet para el Casco
La sociedad «Gastrozoco» ha adquirido dos edificios en pleno corazón del casco - LUNA REVENGA

Un mercado gourmet para el Casco

En el corazón de la ciudad, en la plaza de San Agustín, se va a abrir un nuevo espacio culinario, diferente y moderno, con 22 locales «delicatessen», bares y «show cooking». Una apuesta con el sello del éxito de Ventura del Álamo

TOLEDO Actualizado:

El centro del Casco Histórico estrenará en noviembre de 2013 un mercado gourmet de 1.200 metros cuadrados, tres plantas y 22 locales, que incrementará la oferta de ocio para toledanos y visitantes y, sobre todo, que generará casi 130 puestos de trabajo directos. El alcalde de Toledo, Emiliano García-Page, confirmó a ABC que en los próximos días el Ayuntamiento concederá la licencia para poner en marcha el «Mercado de San Agustín», una prometedora aventura empresarial en pleno corazón de la ciudad, que se levantará en dos antiguos edificios de la Cuesta del Águila que van a ser rehabilitados.

Entre los atractivos de este mercado de «lujo» estarán sus restaurantes en la planta superior, con «show cooking», la terraza «longue» que irrumpirá también con fuerza en este importante eje turístico, con el Palacio de Congresos del Miradero, —que se inaugurará este junio—, y muy cerca el Museo del Ejército, que se ha convertido en uno de los museos de titularidad estatal más visitados.

En el Mercado de San Agustín, que será una especie de réplica más pequeña del Mercado de San Miguel de Madrid y con el sabor de la ciudad de Toledo, no sólo se podrá realizar una compra tradicional, sino que todo su espacio estará dedicado por entero a la degustación in situ. Habrá una gran selección de «delicatessen», tanto dulces como saladas, y productos gourmet. Jamones ibéricos, quesos selectos, —por supuesto manchegos— panes, vinos, chocolates, productos típicos de la región y tapas clásicas y de vanguardia. Todas sus especialidades se distribuirán a través de las plantas y puestos en las que se dividirá este espacio gourmet.

Y es que al mal tiempo, buena cara y, sobre todo, buenas ideas. De eso sabe mucho el empresario toledano Ventura del Álamo, que ha emprendido este nuevo viaje empresarial junto a unos socios con mucho talento y las mismas inquietudes. Eugenio Escalona y José Miguel Mesa («Hostelería del Casco») y el estudio AMA, de los arquitectos toledanos Francisco Javier Alguacil San Félix, Luis Moreno Domínguez y Pablo Alguacil San Félix (los autores del proyecto arquitectónico), se han unido a Ventura del Álamo para desarrollar esta idea, que cuenta con el apoyo del Ayuntamiento toledano. Y para ponerlo en marcha se ha constituido la sociedad «Gastrozoco, S.A», en la que participan este grupo de empresarios.

El trabajo de Ventura del Álamo, con numerosos locales en el Casco, como el «El Trébol», «La Tabernita», «La Abadía», «El Pícaro», «Garcilaso», «El Círculo de Arte», «La terraza de Recaredo», «Com.es», es de sobra conocido en la ciudad. Solo o en compañía de socios, la labor de este empresario incansable ha sido reconocida con distintos galardones, como el de la Real Fundación Toledo, premio que recogió en 2007 de manos de Su Majestad el Rey. Esta distinción no llegó por casualidad, sino por el compromiso que este empresario hostelero mantiene «con la revitalización del Casco Histórico de Toledo, a través de establecimientos en los que aúna acertadamente el carácter comercial y de ocio con la recuperación de edificios de carácter histórico cuidadosamente rehabilitados».

AMA Arquitectura también ha apostado siempre por Toledo. Los arquitectos toledanos Moreno y los hermanos Alguacil, fundaron en el año 1994 esta empresa, que actualmente está integrada por trece personas. Sólo en el Casco Histórico de Toledo el estudio ha intervenido en más de un centenar de proyectos, destacando la restauración de la Casa del Temple, el Palacio de Benacazón, la taberna Alfileritos 24, las Cubiertas del Alcázar, la Plaza de San Vicente o la Residencia de Mayores del Hospital del Rey. Su actividad también se ha desarrollado en múltiples proyectos tanto fuera como dentro de la provincia y, además, en el campo del interiorismo ha participado en los montajes expositivos de los Grecos en Sevilla, Zaragoza, Valencia, Toledo, Guadalajara y Ciudad Real.

La tercera pata es la sociedad «Hostelería del Casco», con Eugenio Escalona y José Miguel de Mesa. Son responsables de los restaurantes «Kumera» y «La flor de la esquina», que han logrado dar vida a todo el entorno de la plaza de Juan de Mariana, una zona que estuvo bastante olvidada desde que desapareció el bar «Los Monteros» en los años 90. Al empresario Eugenio Escalona le avala también su labor de constructor y restaurador de casas en el casco histórico, en donde realiza proyectos de gran calidad —el último en la plaza Amador de los Ríos— y con un sello inconfundible.

«Toledo, de moda»

El alcalde, en declaraciones a ABC, alabó la actitud de estos empresarios, que en tiempos de adversidad continúan apostando por una ciudad que, a su juicio, tiene mucho futuro. García-Page aseguró que el Casco está inmerso en un proceso de revalorización en el que incluso se están negociando diversas iniciativas empresariales que influirán en que «Toledo esté aún más de moda». García-Page está convencido de que el centro histórico «ha vuelto a recuperar la vida que tenía hace 15 años», por lo que está muy satisfecho por el hecho de que se estén planteando en estos momentos nuevas iniciativas. El alcalde comentó que en el Casco Histórico hay en al actualidad el doble de superficies que hace cuatro años, lo que tradujo en «vida, actividad y «dinamismo», y adelantó que se está fraguando otro gran proyecto para la zona de Safont que implicará también la creación de riqueza y de un número importante puestos de trabajo.

Con la que está cayendo, con la crisis atenazando a grandes economías y a muchas familias, encontrar e informar de nuevos proyectos que ilusionen y que implican la creación de riqueza y puestos de trabajo es difícil, pero no imposible. Todavía quedan valientes. Hay esperanzas.