La delegada territorial de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), Paloma Castro, este lunes, en Toledo
La delegada territorial de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), Paloma Castro, este lunes, en Toledo - ANA PÉREZ HERRERA

La región celebrará la Navidad sin nieve y sin heladas fuertes

Las temperaturas mínimas estarán entre 6 y 8 grados y las máximas entre 10 y 12 grados,

TOLEDOActualizado:

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) prevé que el periodo navideño en Castilla-La Mancha transcurra sin nieve y sin heladas de consideración, y también sin precipitaciones, con las temperaturas frías de esta época del año.

La delegada territorial de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), Paloma Castro, ha indicado este lunes en rueda de prensa que si se cumplen si se cumplen las tendencias, Castilla-La Mancha tendrá la climatología normal de los meses de diciembre, y solamente hará frío en la comunidad autónoma, aunque las temperaturas no serán excesivamente bajas. Así, las temperaturas mínimas estarán entre 6 y 8 grados y las máximas entre 10 y 12 grados, ha apuntado Castro, que ha adelantado que «será una Navidad sin nieve y sin heladas» en la región.

Si se cumplen las tendencias fijadas por la Aemet, Castilla-La Mancha tendrá la climatología normal de los meses de diciembre, solamente frío, ya que para el periodo del 17 al 23 de diciembre, vuelven a mostrar anomalías cálidas en el norte de la Península y en la parte del Mediterráneo y anomalías de precipitaciones escasas, que se centrarán en la parte de los Pirineos y por Galicia y Portugal, ha precisado.

Otro tanto ocurrirá en la semana del 24 al 30 de diciembre, en la que las anomalías en cuanto a precipitaciones quedarán confinadas al Cantábrico y los Pirineos y las cálidas estarán en el Mediterráneo y en el Valle del Ebro, fundamentalmente, y quizás en la zona norte de la Meseta.

Y tampoco se esperan en Castilla-La Mancha anomalías ni de precipitaciones ni de temperaturas en la primera semana del año próximo, hasta el 6 de enero.

Castro ha explicado que Península quedará bajo en influjo de un gran anticiclón, que hará en Castilla-La Mancha a lo largo de la semana y hasta la navidad van a continuar las heladas, que se van a ir debilitando y empezarán a desaparecer en general en el fin de semana.

El lunes, día de Nochebuena, habrá heladas débiles en Guadalajara y en Cuenca, mientras que para el día de Navidad no se esperan en ningún punto de Castilla-La Mancha.

Por otra parte, ha avanzado que de enero a marzo del próximo año no se esperan diferencias significativas con respecto a la climatología habitual del periodo 1981-2010 en ninguna parte de España, aunque ha advertido que se tiene poca información disponible para hacer un pronóstico preciso, con predictores empíricos y modelos actualizados.

No obstante, ha apuntado que para los meses de enero, febrero y marzo de 2019 hay una mayor probabilidad de que la precipitación alcance valores ligeramente superiores a los normales en la Península y Baleares.