Helena Galán y Javier Mateo, a las puertas del centro de salud
Helena Galán y Javier Mateo, a las puertas del centro de salud - ANA PÉREZ HERRERA

Ganemos exige al Sescam que no se vayan más médicos del centro de salud del Casco

Tras la decisión de no cubrir la plaza libre dejada por un facultativo recién jubilado en ese centro sanitario

TOLEDO Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Ganemos Toledo, partido que gobierna el Ayuntamiento de la ciudad junto con el PSOE, ha exigido al Servicio de Salud de Castilla la Mancha (Sescam) que se compromete por escrito a que no se irán más médicos del centro de salud del Casco Histórico de Toledo.

Esta reacción de Ganemos, anunciada por su portavoz y concejal Javier Mateo, se produce después de que el Sescam haya decidido no cubrir la plaza libre dejada por un facultativo recién jubilado en ese centro sanitario.

A ello se suma, según Mateo, que próximamente habrá otra jubilación. Ganemos teme que la vacante no sea cubierta, aunque desde el Sescam se asegura que esa plaza no desaparecerá.

Para justificar su recelo, el concejal aludió a comentarios que han llegado a sus oídos. «Venimos escuchando desde la Consejería de Sanidad mensajes en el sentido de que las ratios de pacientes en el centro del Casco siguen estando por debajo de la media», señaló.

Para Mateo, es un contrasentido que desde ciertos estamentos se pretenda mantener la población del Casco, cada vez más deshabitado, mientras que por otro lado se suprimen plazas de facultativos en el centro de salud. «La eliminación de recursos humanos no es el camino para lograrlo», aseguró Mateo, quien reivindicó unos «servicios públicos adecuados» para el barrio viejo de la ciudad. Acompañado de su compañera de partido y concejal de Participación y Transparencia, Helena Galán, el portavoz de Ganemos Toledo censuró que no se haya consultado a los usuarios la supresión de las plazas de facultativos. «Disminuir la plantilla del personal sanitario implicará reducir su capacidad para dar atención a los vecinos», según Mateo.

Delante de la puerta del centro de salud del Casco, el portavoz de Ganemos recordó las «incomodidades y problemas de accesibilidad en el edificio para los vecinos del barrio, la mayoría personas de edad avanzada, y especialmente a usuarios con movilidad reducida. «Hemos perdido la oportunidad de ubicarlo en otro edificio más interesante», en alusión a la antigua sede del Banco de España.