La presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, durante su intervención en el Debate del estado de la Región - ana pérez herrera
DEBATE DEL ESTADO DE LA REGIÓN

Castilla-La Mancha reducirá a la mitad su número de diputados

TOLEDO Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, ha anunciado este jueves en el Debate del Estado de la Región que reducirá a la mitad el número de diputados regionales, que en estos momentos es de 49, tras la modificación de la Ley Electoral de la región aprobada antes del verano; antes era de 47. Así lo hará tras reunirse con el Grupo Parlamentario Socialista, de lo que se desprende que pretende aprobar esta cuestión por consenso. Si efectivamente se lleva a cabo, el número de diputados se quedará en 24 ó 25.

Tras la reducción a la mitad del número de diputados, que obligará de nuevo a reformar la Ley Electoral, los nuevos parlamentarios no podrán cobrar un sueldo del Parlamento regional, solo percibirán dietas por asistencia. Si tienen trabajo, y lo permite la ley de incompatibilidades, percibirán su sueldo del trabajo privado.

Tras esta propuesta de Cospedal, el grupo socialista en las Cortes de Castilla-La Mancha ha instado a la presidenta regional, Cospedal, a que deje sin sueldo a todos los miembros de su gobierno y que ella misma deje de cobrar como presidenta.

La presidenta del Ejecutivo castellano-manchego ha afirmado que el objetivo de esta medida es «que vivan de sus profesiones y no de la política». En esta línea, Cospedal ha señalado: «En tiempos difíciles, los políticos somos los primeros que tenemos que dar ejemplo. no podemos hacer de la política una profesión para toda la vida, sino servidores públicos».

Garantizar los servicios básicos

La dirigente regional ha calificado la medida como «valiente, ejemplar y positiva», puesto que en época de austeridad «hay que hacer más con menos». «Castilla-La Mancha era el Parlamento más austero de toda España, ahora lo vamos a ser mucho más», ha afirmado. La prioridad del Gobierno que preside es la de «crear empleo», por lo que ha manifestado que van a dedicar «todos los ahorros» a «garantizar todos los servicios básicos y a la creación de empleo».

Según ha indicado la presidenta del Gobierno regional, esta medida se enmarca en el contexto de muchas otras ya aprobadas, como la supresión del Defensor del Pueblo, la eliminación del Consejo Económico y Social, del 50% de directores generales y altos cargos, la del 40% de asesores, la reducción de la flota de vehículos de la Junta y del número de conductores, así como la eliminación de la inmensa mayoría de las empresas públicas de Castilla-La Mancha.