Ana Pérez Herrera

Castilla-La Mancha creció un 2,4% en el segundo trimestre del año

El Termómetro Económico también recoge un déficit público de 448 millones de euros

ToledoActualizado:

Castilla-La Manchacreció un 2,4 por ciento durante el segundo trimestre del 2018 con respecto al mismo periodo del año anterior, así como un 0,5 por ciento con respecto al primer trimestre de este año. En ambos casos, el crecimiento ha sido inferior a la media nacional que se situó en 2,7 por ciento la interanual y en 0,6 por ciento, la intertrimestral.

Así se desprende del Termómetro Económico de Castilla-La Mancha presentado en rueda de prensa por la vicerrectora de Internacionalización y Formación Permanente de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM), Fátima Guadamillas; el director de la Fundación Eurocaja Rural, Vicente Muñoz; y el director del Termómetro Económico, Mario Donate.

Según estos datos, aunque la economía de la región sigue creciendo, se ha detectado «una ralentización» y los datos de Castilla-La Mancha son «peores que los del resto de España», afirmó Muñoz, quien añadió que aunque la región sigue creciendo, lo hace menos que el conjunto del país, donde además se está experimentando «una pequeña desaceleración».

De este estudio se desprenden varios aspectos positivos como son «la evolución positiva de servicios, las buenas perspectivas existentes para la inversión, el crecimiento importante en las exportaciones y el descenso de las cifras del paro.

El gerente de la Fundación Eurocaja Rural destacó el buen nivel de confianza empresarial, «mayor que el del resto del país, si bien comienza a converger, que cae la confianza y la del resto del país sube. Y llama la atención este aspecto porque nuestros datos son realmente peores que el resto de España y sin embargo tenemos más confianz».

En este sentido, apuntó que los datos de matriculación de vehículos son «muy buenos», el doble que la media española y explicó que se considera que la venta de automóviles es un indicador adelantado de lo que va a hacer el PIB en los siguientes trimestres y «eso nos hace tener esperanza».

En cuanto a los sectores, el Servicios crece gracias al turismo con «leve crecimiento» en hostelería durante los meses de mayo y junio, así como el número de pernoctaciones (un 15,01% en abril). Lo mismo ocurre en construcción, donde crecen el número de visados de dirección de obras, un 36,14% interanualmente y, las inscripciones de vehículos agrícolas, en 332.

En relación a la tasa de paro, ésta se reduce ligeramente con respecto al trimestre anterior, en 1,6 puntos, situándose en 19,1% el número de desempleados y reduciéndose hasta un 3,1% en términos interanuales, así como un aumento de los afiliados a la Seguridad Social durante este periodo, quedando en junio en 694.200 parados. Una cifra que, a juicio del director de la Fundación Eurocaja Rural, sigue siendo «un disparate» ya que en España la tasa se sitúa en el 15,28%».

Otro aspecto alentador de este estudio es el crecimiento «notable» de las exportaciones y las importaciones regionales tanto en términos intertrimestrales como interanuales. El crecimiento interanual regional de las exportaciones es mayor que el nacional en abril (15,53%), mayo (11,50%) y junio (5,10%). En cuanto a las importaciones, «hasta junio» suman un total de 4.326 millones de euros, un 8,7% superiores a las de 2017.

448 millones de déficitt

Las peores noticias llegan con el déficit público. Este estudio arroja un montante de 448 millones de euros, equivalente al 1,07 % del PIB, cifra ligeramente superior a la del año pasado y la segunda más alta de las comunidades autónomas. «La peor noticia nos la da el sector público, que vuelve a dar un déficit muy grande», con un 13,1% más de déficit público que en junio del año pasado, es decir, 51 millones de euros más, lo que sitúa a Castilla-La Mancha como la «segunda comunidad autónoma con peores cifras de déficit público de España, solo superada por Extremadura», explicó Muñoz.

Respecto al endeudamiento público, los últimos datos disponibles, muestran una reducción de tres décimas con respecto al cuarto trimestre de 2017, por lo que queda en el 35,7% del PIB, situándose la deuda total en 14.444,4 millones de euros.

Por su parte, Guadamillas, aludió a la temática especial de este segundo trimestre, dedicada a las energías renovables «debido al cambio en el modelo de automoción y todos los aspectos relativos al cambio climático. La región tiene bastante potencial en energía eólica y solar, y es un sector de futuro, de crecimiento, de creación de empleo y será inexorable potenciar el mismo», apuntó.