La delegación castellano-manchega en Bruselas, con el presidente Page al frente, se reunió con los eurodiputados Paolo de Castro y Clara Aguilera
La delegación castellano-manchega en Bruselas, con el presidente Page al frente, se reunió con los eurodiputados Paolo de Castro y Clara Aguilera - JCCM

Page defiende «con uñas y dientes» en Bruselas que se mantenga el dinero de la PAC

Hasta 120.000 agricultores y ganaderos de Castilla-La Mancha están pendientes de la reforma de la Política Agraria Común para el periodo 2021-2027

ABC
ToledoActualizado:

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, anda estos días en Bruselas (Bélgica), capital oficiosa de la Unión Europea, para tratar de que la región no pierda fondos en la nueva reforma de la Política Agraria Común (PAC) para el periodo 2021-2027. Page va a defender «con uñas y dientes» que se mantenga el presupuesto suficiente» para Castilla-La Mancha, donde hay 120.000 agricultores y ganaderos y la industria agroalimentaria supone el 15 por ciento del PIB de la región.

Además del jefe del Ejecutivo, la delegación castellano-manchega en Bruselas está encabezada por el consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo; el presidente de Cooperativas Agroalimentarias, Ángel Villafranca; y los secretarios generales de la Unión de Pequeños Agricultores (UPA), Julián Morcillo; la Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores (Asaja), José María Fresneda; y la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG), Ángel Estanislao Galve.

Este martes se reunieron con el eurodiputado italiano y ponente de la negociación de la reforma de la Política Agraria Común (PAC) en la Eurocámara, Paolo de Castro. En el encuentro también participó la eurodiputada española Clara Aguilera, que es vicepresidenta de la Comisión de Agricultura y Desarrollo Rural del Parlamento Europeo. Según explicó el consejero Martínez Arroyo, «parece difícil que la reforma (de la PAC) se apruebe antes de las elecciones al Parlamento Europeo de este próximo mes de mayo». Además, hay que tener en cuenta las negociaciones para la salida del Reino Unido de la UE, que pueden hacer que la reforma de la PAC «se retrase».

En todo caso, la delegación regional entregó ayer un documento a los eurodiputados en el que quedan «reflejados» los intereses del sector castellano-manchego. Algunos de ellos son: la apuesta por los jóvenes o la existencia de un techo por explotación definido a nivel europeo que sea obligatorio y que los fondos que se ahorren de las grandes explotaciones se puedan utilizar para «apoyar a las pequeñas y medianas y, sobre todo, a los jóvenes que se quieran incorporar a la agricultura». «Son conceptos clave y sencillos, pero que demuestran una forma de hacer distinta en la política agraria comunitaria», afirmó el consejero Martínez Arroyo.

Por otro lado, la delegación castellano-manchega (sin Page) mantuvo otra reunión con la directora general adjunta de Agricultura de la Comisión Europea, María de los Ángeles Benítez Salas, en la que se habló de las denominaciones de origen y la protección de sus productos, entre ellos, la nuez de Nerpio.

Alerta por fondos Feder

Por otra parte, la oposición del PP en Castilla-La Mancha aseguró que en la Unión Europea «están saltando las alarmas» porque el nivel de ejecución de fondos Feder por parte de la Junta está «por debajo de la Unión Europea y de España». De ahí, el riesgo de perder esos fondos, que según los populares rondarían los 700 millones de euros.

El portavoz del PP en el Parlamento regional, Francisco Cañizares, adelantó que su partido preguntará en el hemiciclo cómo se están utilizando los fondos europeos y qué cantidades están llegando a los beneficiarios. Cañizares acusó al Gobierno de Page de estar haciendo «una gestión nefasta» al respecto y avisó de que «están saltando las alarmas en la Unión Europea».

«Queremos ser prudentes porque nos estamos jugando cientos de millones que tendrían que ser devueltos si no son bien gestionados», dijo el portavoz del grupo popular. Asimismo, Cañizares añadió: «Las cartas de advertencia ya han llegado al Gobierno regional», donde «existe una total parálisis».

Desde el PSOE regional negaron tal posibilidad. Es más: aseguran que el Ejecutivo autonómico ha logrado salvar 1.500 millones que estaban a punto de perderse por la «mala gestión» del anterior gobierno del PP.

Según la portavoz socialista, Cristina Maestre, se trata de un tema que el PP «se ha sacado de la manga» para desviar la atención sobre el llamado «caso Villarejo» que implica a la expresidenta María Dolores de Cospedal. Maestre añadió que durante la actual legislatura «se han destinado más de 1.000 millones de euros a infinidad de proyectos en zonas rurales de Castilla-La Mancha».