El PP de Canarias se prepara para el regreso de Soria

La dirección nacional tiró del exministro para verificar acuerdos con CC y desde las filas canarias del PP se reventó el pacto

Las Palmas de Gran CanariaActualizado:

El PP de Canarias afronta a partir de este verano un proceso de cambio que pasará por la influencia de José Manuel Soria en un PP que aproveche la pérdida de poder de Coalición Canaria (CC) y la crisis interna de Ciudadanos en Canarias para plantar cara al PSOE.

El reto que Soria debería asumir es la dirección de medidas a fin de acabar con estructuras tribales internas. Apenas hay personas de confianza de Soria con acta de diputado regional. Tampoco precisa adhesiones para organizar una «corriente pelágica» en el PP canario en el corto plazo.

El PP de Canarias ha tocado virtualmente este mes un poder nunca imaginado en las islas siendo la tercera fuerza más votada; pero se esfumó como las llamas de las hogueras de San Juan porque el presidente del PP canario, Asier Antona, percibió que CC lo estaba tratando como un medianero en una finca. Y que Madrid asentía.

El tiempo perdido en las negociaciones entre PP y CC, con puenteos a Madrid, generó que el PSOE movilizase a antiguos líderes como Jerónimo Saavedra a fin de captar el apoyo en favor del nuevo presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres.

Gestora, primero

La dirección nacional del PP recurrió al exministro y exlíder regional, José Manuel Soria, para verificar el clima de confianza con CC al margen de la dirección regional del partido. El secretario general del PP, Teodoro García Egea, y el vicesecretario de Organización del PP, Javier Maroto, han estado en Canarias hasta este viernes a fin de intentar cerrar acuerdos en cabildos y amarrar poder territorial en las islas para su partido a la vista de la crisis de confianza generada.

Asier Antona este mes de junio era visto por sus compañeros como un genio de las matemáticas parlamentarias en las islas atraviesa ahora sus horas bajas. No quiere hacer manifestaciones sobre qué pasó para perder el Gobierno de Canarias. En el archipiélago no se descarta una gestora. Pero en el Parlamento de Canarias todos los diputados regionales son fieles a Antona. Y los que podrían ocupar esas plazas, igual. En el PP de Canarias sus dirigentes guardan silencio creyendo que van a gobernar