Los líos del PSOE en el lugar de Canarias donde descansa Pedro Sánchez

Investigan la presunta financiación irregular del partido en Lanzarote. El mismo 29 de diciembre, cuando aterrizaba el Falcon con Sánchez y su familia a la isla, llegaba una patera de Marruecos. Lanzarote se encuentra en «emergencia social» por la llegada de menores en embarcaciones ilegales

Las Palmas de Gran CanariaActualizado:

La distancia que hay entre el lugar donde Pedro Sánchez y su familia pasa las vacaciones de Navidad hasta la sede del PSOE de Lanzarote, es decir, desde la la Residencia Real de La Mareta, en la Avenida El Salinero hasta la calle Ingeniero Paz Peraza, en Arrecife, capital de la isla, hay diez minutos en coche, 5,1 kilómetros.

El nombre de El Salinero viene por «el sabor salado o salobre de algunos de sus escasos manantiales de la isla en esa zona de Teguise», según la Universidad de Las Palmas (ULPGC). La toponimia del lugar donde está la sede socialista en Arrecife no está clara. Pero en esa vía del marinero barrio de Valterra hay múltiples problemas sociales y en Arrecife gobierna el PSOE.

Estos días de vacaciones en Canarias Sánchez apenas ha caminado 800 metros alrededor de La Mareta. Si enfilase la carretera de Los Mármoles y llegase a Arrecife se enteraría de los últimos datos acerca del exlíder insular del PSOE, Carlos Espino, que se encuentra metido en una espiral judicial por presunto uso de métodos cuestionables para generar entornos de confianza empresarial.

Financiación

En octubre, el portavoz del PP en la Comisión de Investigación de la Financiación de los Partidos Políticos, Luis Aznar, interrogó al ex consejero de los Centros de Arte, Cultura y Turismo (CACT) de Lanzarote, Carlos Espino.

Aznar ha considerado «evidente» que los sobrecostes investigados por el juzgado en contratos del CACT cuando Espino lo dirigía responden a un «modus operandi» de «financiación indirecta» del PSOE ya detectada en otros territorios, como en la Comunidad Valenciana.

Durante la estancia de Sánchez

El 29 de diciembre, el mismo día de la llegada de Pedro Sánchez a Lanzarote, apareció por el horizonte una patera procedente de Marruecos que requirió respuesta de Cruz Roja y presencia de autoridades policiales. En esa patera había tres menores El Cabildo de Lanzarote ha declarado la isla en «emergencia social» alcarecer de medios de acogimiento.

El 30 de diciembre el presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo, denunciaba que ha estado intentando ponerse en contacto con Sánchez desde el mes de octubre para que ejecute presupuesto en la islas sin resultado alguno.

El 31 de diciembre, afiliados de Vox fueron a llevar churros a los agentes de la Guardia Civil que vigilan la Residencia Real de La Mareta.

En Año Nuevo la AUGC denunció que los agentes de la Guardia Civil están ante la Residencia de La Mareta sin garita y desprotegidos ante la humedad del mar durante largas horas.

El dos de enero funcionarios de prisiones desplegaron en el mar una pancarta, ante La Mareta, pidendo a Sánchez mejoras salariales y condiciones profesionales.

Este viernes, cuatro de enero, el PP canario ha denunciado que «Sánchez está aquí pero no está aquí». Ha sido una forma de recordarle «incumplimientos» presupuestarios para con el archipiélago. También para alertar que el sistema de vigilancia de costas de Lanzarote contra las pateras no funciona.

El cinco de enero, Pedro Sánchez se marcha de Lanzarote en el Falcon del Ejército del Aire. Pero en la isla esperan que regrese en abril.