política

Los gastos del área creada para Fernando Ríos se disparan un 674% en 2013

El presupuesto del Comisionado para el autogobierno pasa de 37.600 euros de este año a casi 300.000 el próximo

santa cruz de tenerife Actualizado:

Los gastos del Comisionado para el Desarrollo del Autogobierno y las Reformas Institucionales, cargo que ocupa el exdiputado Fernando Ríos Rull, suponen, como también el asesoramiento del presidente Paulino Rivero, una de esas partidas que escapan a los recortes. De hecho, los gastos de este puesto, creado ad hoc hacia finales de 2011, al dejar de cobrar Ríos su sueldo en el Congreso, supondrán en 2013 a las arcas públicas de la región un desembolso un 674% superior al de este año.

Tal como consta en el proyecto presupuestario elaborado por la Consejería de Economía, Hacienda y Seguridad, que dirige el también nacionalista Javier González, los gastos corrientes del comisionado ascenderán al finalizar el próximo ejercicio a 291.100 euros. En los presupuestos de 2012, la cantidad consignada para el trabajo de Ríos Rull fue de «solo» 37.600 euros. En consecuencia, el incremento llega a 253.500 euros, un 674% más.

Cabe puntualizar además que este gasto, gasto corriente, no tiene repercusión directa en los ciudadanos de las Islas y que está destinado exclusivamente al trabajo del departamento, que fue instaurado en noviembre de 2011 y que obligó a una reestructuración de la Administración autonómica apenas cuatro meses después de constituirse. No en vano hubo entonces muchas críticas de quienes consideraron la creación del comisionado la vía para encontrar acomodo al exdiputado, que permanecía sin responsabilidades de gobierno tras haber pasado por la Cámara Baja en sustitución de José Luis Perestelo.

Sea como fuere, los gastos del flamante departamento «tan solo» sumaron los susodichos 37.600 euros en 2012, al menos según recogen los presupuestos. Sin embargo, el gasto se disparará sobremanera en el próximo ejercicio, y ello aunque las cuentas públicas son eminentemente restrictivas. Los 291.100 euros que gastará el comisionado significan un 674% más que lo desembolsado este año y, junto con el asesoramiento al presidente, que llegará a 1,6 millones de euros, constituyen una de las partidas no afectadas por los recortes. Con todo, no son las únicas, y tampoco las únicas controvertidas a tenor de las actuales circunstancias.