el conflicto del arte

Aragón busca el apoyo del Ejecutivo de Rajoy en su litigio con Cataluña

Rudi encarga un inventario actualizado de las obras de arte aragonesas que están fuera de la región

ZARAGOZA Actualizado:

La presidenta de Aragón, Luisa Fernanda Rudi, busca apoyos en el Gobierno central para que esta Comunidad pueda recuperar las obras de arte eclesiástico que siguen retenidas en Cataluña pese a existir sentencias que instan a que sean devueltas a sus parroquias aragonesas de origen, a las que se ha reconocido como legítimas propietarias. Las sentencias dictadas respecto a los «bienes de la Franja» —112 piezas de la Diócesis oscense de Barbastro que continúan en el Museo de Lérida— no han sido suficientes. La Generalitat alega, pese a los pronunciamientos judiciales, que forman parte del patrimonio cultural catalán. Algo similar ocurre con obras de arte de las parroquias oscenses de Peralta de Alcofea y Berbegal.

En todos estos casos, se trata de piezas que acabaron en Lérida porque, antiguamente, esas parroquias aragonesas pertenecían a esta diócesis catalana. Hace más de 50 años, Berbegal y Peralta pasaron a depender de una diócesis aragonesa; lo mismo ocurrió, en la década de los 90, con las parroquias a las que pertenecen los «bienes de la Franja». Las parroquias pasaron a Aragón, pero no lo hicieron sus obras de arte.

Caso distinto es el de los bienes del también oscense Monasterio de Sijena, que los compró la Generalitat entre los años 1983 y 1992. Pese al intento del Gobierno aragonés de ejercer el derecho de retracto y recuperar para Aragón esos bienes por el precio que en su día pagó la Generalitat, el Tribunal Constitucional ha sentenciado que la compra del Gobierno catalán fue correcta, y niega al Ejecutivo aragonés el derecho de retracto. La sentencia ha generado el rechazo unánime de todos los partidos políticos de Aragón y la propia Rudi ha dejado claro que no comparte el fallo del Constitucional. Reconoció que, en este contencioso de los bienes de Sijena, el margen de maniobra legal que queda a partir de ahora es muy escaso. Pero advirtió que «nada tiene que ver» con los otros contenciosos abiertos, los de los «bienes de la Franja» y los de las obras de arte de Peralta y de Berbegal, sobre los que hay sentencias firmes que dan la razón a Aragón y que se va a luchar por hacer valer.

Reunión pendiente con Mas

Según ha podido saber ABC, el Gobierno aragonés ha abierto «vías de diálogo» con el Estado en este sentido, mientras sigue pendiente de celebrarse una reunión entre Rudi y el presidente catalán, Artur Mas, para hablar de estos contenciosos, entre otros asuntos.

Por otra parte, los servicios de Patrimonio Cultural del Gobierno aragonés trabajan en la actualización del inventario de obras de arte de la Comunidad que están fuera de ella. Se quiere tener un listado detallado sobre el lugar y la situación jurídica en la que se encuentran, para, llegado el momento, poder actuar para recuperarlas. Por ejemplo, ejerciendo a tiempo el derecho de retracto, del que no hizo uso cuando se vendieron los bienes de Sijena a la Generalitat.