Todos los partidos se unen para pedir a Moncloa que dé un trato preferente a Teruel
La provincia de Teruel sigue arrastrando un gran déficit de infraestructuras. Su única línea de tren aún está sin electrificar - FABIÁN SIMÓN
POR SU SITUACIÓN SOCIOECONÓMICA

Todos los partidos se unen para pedir a Moncloa que dé un trato preferente a Teruel

El Gobierno regional quiere que este sea uno de los asuntos a tratar en la Comisión Bilateral Aragón-Estado

ROBERTO PÉREZ
ZARAGOZA Actualizado:

La provincia de Teruel debe seguir teniendo un trato preferente en inversiones públicas por parte del Estado. Es el criterio que comparten de forma unánime todos los partidos políticos con representación en las Cortes de Aragón y cuya defensa ha asumido el Gobierno regional PP-PAR, que preside Luisa Fernanda Rudi. Socialistas, populares, PAR, CHA e IU se han unido en los últimos días para aprobar una iniciativa en la que se pide la convocatoria urgente de la Comisión Bilateral Aragón-Estado, en la que, entre otros asuntos, se pida un trato especial del Estado para Teruel.

El acuerdo para convocar la Bilateral lo ha promovido el PSOE, que gobernó hasta julio de 2011 y que, en la pasada legislatura, fue criticado por mantener aparcada esta comisión. La Bilateral no se reúne desde noviembre de 2009.

El PP coincide en que se debe activar este órgano, que por parte aragonesa encabeza el líder del PAR y presidente de las Cortes regionales, José Ángel Biel. Rudi decidió ceder a sus socios la máxima representación de la Comunidad en esa comisión.

El PAR quiere que la Bilateral, para la que ahora se tiene que fijar fecha con el Gobierno central, sirva para arrancar compromisos concretos del Ejecutivo de Rajoy. Entre ellos, la apuesta por programas de inversiones e infraestructuras preferentes para la provincia turolense.

En lo que respecta al Fondo de Inversiones de Teruel, Rudi ha revelado en los últimos días que se firmará en las próximas semanas para darle continuidad desde este mismo año. Están en juego 60 millones de euros anuales. Cuando menos esa es la cifra que ha supuesto este plan en los cuatro últimos años.

Dicho fondo especial fue pactado por el Estado y el Gobierno de Aragón en 1992, cuando Teruel quedó fuera de los territorios calificados como Objetivo 1 por la UE, pese a los graves desequilibrios demográficos y económicos que arrastra esta provincia. Para compensar la exclusión de Teruel de las zonas de trato preferente por parte de la UE, el Gobierno central y el aragonés decidieron crear el Fondo de Inversiones de Teruel, que ha estado en vigor desde 1993.

Para financiar proyectos

El último convenio, de cuatro años de vigencia, empezó en 2007 y concluyó el año pasado. Se asignaron para ese cuatrienio 240 millones de euros para apoyar proyectos, tanto públicos como privados, que ayudaran al empleo y a fijar población en la provincia, a razón de 60 millones al año, 30 aportados por el Estado y otros 30 por la Comunidad autónoma.

La provincia de Teruel figura entre las más despobladas y envejecidas de España. La falta de actividad económica se tradujo durante décadas en un acusado éxodo de población, a lo que se añade el déficit en materia de infraestructuras.

Teruel todavía depende, por ejemplo, de una única línea de ferrocarril en toda la provincia, la que le conecta con Zaragoza y con Valencia, pero que ni siquiera está electrificada. Sigue esperando entrar en los planes de la red estatal del AVE y lucha por lograr una conexión por autovía con Madrid a través de Cuenca.